05 de marzo de 2018
05.03.2018

Iniesta se lesiona en el bíceps femoral derecho

05.03.2018 | 00:51

El Fútbol Club Barcelona ganó ayer al Atlético de Madrid (1-0) en el Camp Nou en la jornada 27 de Primera, que con este resultado vuelve a tener un líder más sólido con los 8 puntos de ventaja de los blaugranas sobre los colchoneros tras un gol de falta directa de Leo Messi que puede haber dado medio título a su equipo.

Como si fuera una final, como si no quedaran todavía once jornadas por disputarse, tanto Barça como Atlético salieron al campo dispuestos a ganar el título virtual. Y como en toda final hubo nervios, tácticas cambiantes, un Barça que salió a por todas y dominó pero también un Atlético que reaccionó y apretó a los blaugranas pese a no tener ocasiones de gol claras.

Marcó el Atlético, pero la jugada estaba ya bien anulada por fuera de juego de Diego Costa. Sí marcó de forma legal el Barça por mediación de Leo Messi, que sigue mejorando sus faltas directas y esta vez envió un balón por encima de la barrera y hacia la escuadra que hizo inútil la estirada de un Jan Oblak que llegó a tocar el esférico.

El portero esloveno estuvo inconmensurable pese al gol, sacando el resto de ocasiones del Barça. Frenó a Messi desviando sus disparos, sacó unos puños clave a trallazo de un Philippe Coutinho que en esta ocasión sí jugó al nivel esperado. Fue providencial en una volea de Sergio Busquets que soñó con su golazo, pero el meta se lo impidió. Solo no pudo hacer más en el gol de Messi, el número 600 del argentino en competición oficial sumando los marcados con el Barcelona (539) y con Argentina (61). Llegó a esa cifra Messi para dar un gol y una victoria de vital importancia a su equipo, pero en el Barça destacó el trabajo incansable de Ivan Rakitic, la lucha de Luis Suárez o el muro infranqueable en defensa.

Exceptuando buena parte de la segunda mitad, cuando el Atlético estiró líneas buscando un gol que le metiera en el partido, el Barça dominó y fue superior. Hasta en el tramo final del partido fue capaz de sacarse de encima esa presión y volver a coger el timón. No llegó el segundo gol pero sí ocasiones para buscarlo. La colocación, el control y la posesión dieron al Barça la superioridad plasmada en el marcador. Pero el inicio de la segunda parte fue distinto. El Barça seguía bien posicionado, pero con un pistón menos, y en el Atlético sucedió lo contrario. Optó Simeone por hacer adelantar unos metros las líneas y su equipo estuvo más lejos de Oblak y pudo subir la intensidad en la presión. Un cambio de guión acentuado por la entrada de Correa y Gameiro.

Notó el Barça además la ausencia del capitán Iniesta, que tuvo que dejar el partido en el minuto 36 por lesión en el bíceps femoral. Sin el manchego al Barça le costó mover el balón a la misma velocidad, sobre todo porque André Gomes no estuvo acertado. Además, los cambios ofensivos del Cholo Simeone hicieron que la nueva versión de su equipo fuera, por unos minutos y sin crear demasiado peligro, mejor que la del Barça.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine