09 de mayo de 2018
09.05.2018
ciclismo Polideportivo

Wellens, el más fuerte en Caltagirone

El belga, que ya había ganado una etapa del Giro en 2016, se impuso en la larga y dura rampa final a Woods o Yates, mientras Rohan Dennis mantenía el liderato

09.05.2018 | 09:38
Tim Wellens acabó llevándose ayer la victoria en la cuarta etapa del Giro de Italia al superar a sus rivales en las rampas de Caltagirone.

Tim Wellens (Lotto Fix ALL) ganó la cuarta etapa del Giro, disputada entre Catania y Caltagirone sobre 202 kilómetros, al imponerse en la larga y dura rampa final a Michael Woods (EF Cannondale) o Simon Yates (Mitchelton-Scott) tras una selección creada por su equipo, mientras que Rohan Dennis (BMC) mantiene el liderato.

Wellens, en un gran estado de forma, no dio opción alguna ni a un Woods que fue el único capaz de seguirle la rueda en la empinada llegada a las afueras de la población cercana a Catania. El belga se metió en un pequeño corte en cabeza pero no atacó con todas sus piernas hasta los metros finales.

Después de una larga fuga neutralizada a menos de 20 kilómetros para el final, hizo buenos los pronósticos que le situaban entre los favoritos para ganar la etapa y con mucha fuerza dio el golpe definitivo a Woods, mientras que Battaglin (LottoNL-Jumbo) entró tercero justo delante de Simon Yates.

Pero el trabajo del Lotto Fix ALL para Wellens empezó en Grammichele, aumentando el ritmo en las estrechas calles de la localidad y sin detenerse en el descenso antes de que empezara el tramo en la subida hacia la meta, en el que Rohan Dennis aguantó el tipo, pese a no llegar de los primeros, y seguirá siendo el líder de la general provisional y vistiendo de rosa.

De por medio, Edoardo Zardini (Wilier) y Valerio Conti (UAE), que estaba a 30 segundos en la general de Dennis, atacaron sobre un pelotón ya agrupado a 11 kilómetros de la meta y Conti, mucho más fuerte, vivió un pulso en solitario con el gran grupo que perdió a 3,3 kilómetros de la gloria.

Pese a alguna caída sin consecuencias graves, fruto de la velocidad y de las muchas curvas cerradas de la etapa, y los problemas mecánicos de José Gonçalves (Katusha), tercero en la general provisional, que tuvo que cambiar dos veces de bicicleta, la llegada fue limpia y propicia para el espectáculo finalmente visto.

Wellens, que ya había ganado en 2016 una etapa del Giro de Italia, tiró de fuerza para seguir ampliando su buen palmarés en lo que va de año, pues ha ganado la Vuelta a Andalucía o La Flèche Brabanconne. A rueda de Woods, su ataque final no tuvo réplica por parte del canadiense, ni de un hundido Battaglin o de un Yates que arrancó demasiado lejos del belga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes