25 de abril de 2019
25.04.2019
La Opinión de A Coruña
Ciclismo

Doblete de Alaphilippe en Huy

El francés ganó con poderío su segunda Flecha Valona y agrandó su palmarés de la temporada, en el que ya figuraban la Strade Bianche y la Milán San Remo

24.04.2019 | 20:46
Alaphilippe atraviesa la meta de la Flecha Valona por delante de Fuglsang.

Julian Alaphilippe (Quick Step) conquistó el doblete en la Flecha Valona con una exhibición en el Muro de Huy que le permitió ampliar una temporada gloriosa de triunfos, ya que se impuso anteriormente en la Strade Bianche y Milán San Remo.

Alaphilippe, de 26 años, ganó con poderío en un final apretado en pugna con el danés del Astana Jakob Fuglsang, el primero en atacar en las rampas de Huy, donde en esta ocasión Alejandro Valverde no pudo entrar en la pelea por el que hubiese sido su sexto triunfo en esta clásica, sin fuerzas para seguir la rueda ganadora.

El francés alzó los brazos extenuado tras cubrir la distancia de 195 kilómetros entre Ans y el Muro de Huy con un tiempo de 4 horas 55 minutos 14 segundos, seguido a centímetros por Fuglsang. A 6 segundos cruzó el italiano Diego Ulissi y un rosario de corredores que sufrió los rigores de las rampas. Valverde se conformó con la undécima plaza.

La carrera tuvo movimiento desde su inicio. Se formó una escapada inicial de 5 hombres con Koen Bouwman, Joseph Rosskopf, Robin Carpenter, Kenneth Van Rooy y Tom Wirtgen. El Deceuninck de Alaphilippe no tardó en dejar claro que no iba a permitir demasiadas alegrías, por lo que mantuvo a raya la aventura. Pero hubo intentos hasta el final, pues el trayecto se complicó con el viento y surgieron los nervios y las caídas. Ion Izaguirre se vio implicado en una, así como el italiano Pozzovivo y el checo Kreuziger, y algunos pasaron apuros ante el ritmo endiablado que llevaba la carrera, entre ellos el tricampeón del Mundo Peter Sagan y el irlandés Dan Martin, uno de los favoritos, que cedieron terreno en el primer paso por la Cota de Cherave.

A 22 kilómetros de meta ya no había fuga alguna. El pelotón echó el guante a la avanzadilla para que los equipos de los favoritos empezaran a gestionar la hora de la verdad, que se iba a concretar, como siempre, en el ascenso de 1.300 metros hasta la cima de Huy, donde la carretera se levanta hasta un 23 por ciento de desnivel. Allí Enric Mas inició un trabajo estelar para Alaphilippe y este remató con el triunfo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes