30 de octubre de 2019
30.10.2019
La Opinión de A Coruña
Baloncesto | LEB Oro

Un derbi con cuentas pendientes

El Leyma visita en Marín al Peixegalego, contra el que perdió en pretemporada Los naranjas suman tres victorias seguidas y los pontevedreses todavía no han ganado

30.10.2019 | 00:19
Perris Blackwell, en una acción defensiva en el partido del domingo contra el Castelló en el Palacio de los Deportes de Riazor.

El Leyma Coruña no tiene tiempo para celebrar que por primera vez en mucho tiempo tiene en su casillero más victorias que derrotas. Pese a haber empezado el año en negativo al perder sus dos primeros partidos, el conjunto dirigido por Sergio García encadena tres triunfos (Almansa, Huesca y Castelló). El domingo firmó el último. Entrenó el lunes, hizo doble sesión ayer y hoy por la mañana los jugadores naranjas volverán a ponerse las zapatillas antes de viajar a Marín para enfrentarse esta noche (A Raña, 21.00 horas) al Peixegalego en la sexta jornada de la LEB Oro. Ya se vieron las caras en pretemporada, con victoria para los pontevedreses en la primera ronda de la Copa Galicia. Han cambiado las trayectorias de ambos equipos desde entonces porque los coruñeses, que no hicieron una buena preparación, han mejorado una vez iniciada la temporada mientras que el conjunto marinense todavía no ha sido capaz de ganar desde que empezó la liga con cinco derrotas en otros tantos encuentros, colista de la categoría junto al Canoe.

"Ya nos han ganado", reconoce Sergio García, "y aunque fuera en pretemporada, donde el resultado no es lo más importante, ellos en su cabeza ya está que nos han ganado". El técnico vasco también cree que no se tienen que tener en cuenta los resultados hasta el momento, porque será un partido muy complicado. "Es una pista complicada y vamos a tener que emplearnos a fondo y nos vamos a tener que olvidar, como les he dicho a los jugadores, de que hayamos ganado tres partidos y ellos todavía ninguno. Si no estamos al nivel en defensa y en rebote, no tendremos opciones de competir", insistió.

Ya lo dijo después del partido contra el Castelló del sábado, que las opciones de los suyos esta temporada pasarán por la intensidad defensiva y por dominar el rebote, lo que les permitirá correr en ataque. La incorporación del base lituano Augustas Peciukevicius, completa a la perfección en ese sentido al equipo y con Perris Blackwell ya instalado en la pintura, el nivel de la plantilla sube un punto. "Fue el máximo anotador pero lo que realmente me dejó satisfecho fue su nivel de intensidad defensiva y cómo llevó al equipo, que es para lo que él está aquí. Ojalá siempre meta esos puntos, pero lo normal es que no", indicó y se mostró satisfecho por cómo se ha completado la plantilla: "Ahora ya tenemos los tres bases como queríamos, batería de aleros y los pívots. Lo que se puede ver es un equipo. Ganaremos o perdemos, pero la estructura que estábamos buscando ya la tenemos".

Pese a la acumulación de partidos „el domingo vuelve al Palacio„, el entrenador naranja no piensa en dosificar jugadores „y eso que suele utilizar una rotación corta„ ni en descansos: "Al terminar el partido Gus „Gago, el preparador físico„ nos pedirá descanso y yo le diré que necesitamos entrenar más", bromea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook