El Barcelos, en la final a costa del Sporting

Susto de Nolito Romero, que perdió el conocimiento tras recibir un bolazo

Nolito Romero y Platero defienden a Rampulla. |  // CARLOS PARDELLAS

Nolito Romero y Platero defienden a Rampulla. | // CARLOS PARDELLAS / M. V.

M. V.

El Barcelos se clasificó ayer para disputar hoy la gran final de la Golden Cup, donde se medirá hoy al Benfica (Palacio de los Deportes de Riazor, 19.00 horas). El equipo del Gallo eliminó en su semifinal al Sporting por 2-1 en un partido marcado por el susto sufrido por Nolito Romero en la segunda parte.

Faltaban un poco más de diez minutos para la conclusión del duelo, los de Lisboa acababan de marcar el tanto que recortaba la distancia (2-0 se había adelantado el Barcelos en la primera por medio de Darío Giménez y Alvarinho Morais y por el Sporting marcó Ferrán Font de falta directa) cuando el argentino recibió un bolazo en la cara, un fuerte impacto que hizo salir a pista a las asistencias.

Cuando intentaron levantarlo, perdió el conocimiento y se vivieron momentos de muchos nervios e incertidumbre. La plantilla entera de los dos equipos rodearon a su compañero, tendido sobre el parqué mientras los sanitarios iniciaban las maniobras de reanimación. Las caras, como la del exliceísta Toni Pérez, eran de preocupación máxima. Finalmente el jugador fue evacuado, ya consciente, a un hospital, donde a última hora de ayer se recuperaba satisfactoriamente con solo un golpe en la cara.

El encuentro se reanudó y el Sporting intentó por todos los medios marcar el gol que le diera el empate y unos minutos extra, pero el portero argentino Conti Acevedo frustró todos sus ataques. El Barcelos, que en la fase de grupos perdió por 4-8 contra el Liceo, será el finalista contra un Benfica que eliminó precisamente a los verdiblancos en un partido muy igualado, casi una final anticipada.