21 de diciembre de 2017
21.12.2017
O noso derbi

Generales de dos trincheras

El Deportivo se puso cuatro veces en manos de técnicos que habían dirigido al Celta con anterioridad - "Los partidos eran muy intensos", recuerda Lotina

21.12.2017 | 02:53
Generales de dos trincheras

La era moderna de Celta y Deportivo, al menos desde el cambio de siglo, no puede entenderse sin cuatro entrenadores que primero dirigieron a los célticos y después a los blanquiazules. Irureta, Víctor Fernández, Miguel Ángel Lotina y Fernando Vázquez se han ido siguiendo los pasos en el camino del sur al norte, a veces incluso heredándose el cargo directamente y con un balance estadístico que es mayormente positivo, aunque Vázquez fuese destituido por Mouriño y Tino Fernández, que además también acabó despidiendo a Víctor Fernández.

Doce entrenadores, aunque las cuentas varían por cuestiones de concepto, han dirigido a Celta y Deportivo en algún momento de sus carreras en ese trasvase entre enemigos íntimos que es también consustancial a la historia de su rivalidad. El trayecto más habitual es en dirección norte, de Vigo a A Coruña. Así ha sucedido, por ejemplo, con los cuatro últimos integrantes de este grupo: Javier Irureta, Miguel Ángel Lotina, Víctor Fernández, y Fernando Vázquez. Cuatro hombres que clasificaron o entrenaron al equipo vigués en competiciones europeas, aunque los dos últimos acabaron destituidos, y con suerte variopinta en el Deportivo, donde se mezclan gloria, cariño y, también, fracaso.

A los cuatro entrenadores que cambiaron de trinchera en época moderna los fichó primero Horacio Gómez y a los tres primeros los reclutaría después Lendoiro. Víctor Fernández fue una elección de Tino Fernández. Ninguno de ellos ocupa ahora mismo un banquillo en España. Irureta se ha jubilado. Víctor Fernández dejó este verano de dirigir la cantera del Real Madrid. Fernando Vázquez no acaba de aceptar las ofertas internacionales que le llegan. Lotina dirige al Tokyo Verdy en Japón. "No he seguido mucho a los dos equipos desde allí", confiesa Lotina, de vacaciones. Nunca disputó un derbi como entrenador del Deportivo. Con el Celta logró un 3-0 que impulsó a los celestes hacia la Champions pero también encajó un 0-5. "Los partidos eran muy tensos porque el pique entre aficiones era muy grande", recuerda.

Sobre los cuatro reina Javier Iruretagoyena Amiano. "El derbi, como siempre, es O Noso Derbi, como se dice ahí", indica el irundarrra. "Tiene muchos incentivos. Esa parte se aviva. Aunque los dos equipos vienen de una derrota, se olvidan de esas cosas; no sólo la gente, también los propios jugadores. Es algo que motiva a todo el mundo".

Irureta analiza al equipo que metió en UEFA en 1998: "Al Celta lo veo bien. Le está faltando un poquito más de consistencia. Se le van determinados puntos de una forma prematura. Arriba están jugando bien, siguiendo el trabajo anterior de Berizzo. Hay peculiaridades, cambios. Es un equipo solvente de momento. No está ganando muchos partidos, pero está bien estructurado". Del conjunto deportivista, al que hizo campeón de Liga y de la Copa del Rey indica: "El Deportivo empezó de una forma extraña. Por un momento pareció que el equipo jugaba más alegre y daba mejor impresión en su juego. Pero ante el Barcelona lo vi demasiado endeble. Sé que es muy complicado jugar en el Camp Nou, pero me hubiera gustado que hubiera dado una mejor imagen".

"Todas estas cosas se olvidan en los derbis", advierte en todo caso. "En los vestuarios se habla de que es un partido diferente. Yo creo que algo de eso habrá este sábado", comentó el técnico vasco.

"Como entrenador trataba de colocar a los mejores", comenta de cómo preparaba él los derbis. "Algunos jugadores se excitan mucho más o viven más este tipo de partidos, con mayor intensidad. Yo ponía a los que estaban en mejor estado de forma, los que más goleaban? He ganado, he perdido, he tenido de todo. Estoy satisfecho de lo que me surgió en los derbis".

Irureta ve al Deportivo "tratando de reconstruir. No son los mejores momentos en lo económico y otros aspectos. Yo confío", concluye. "El fútbol gallego y sus clubes siempre han sido sobrios, con aficionados muy apegados a ellos. Respaldan mucho. Tendrá que pasar algunos años pero seguro que los dos equipos volverán a estar ahí arriba".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine