26 de mayo de 2018
26.05.2018
Fabril32Extremadura
 

El Fabril dice adiós a la fase de ascenso a Segunda

Se sobrepuso a una expulsión y a empezar por debajo para estar clasificado en el prórroga, pero acabó siendo eliminado con un gol de Álex Barrera

26.05.2018 | 21:01
El Fabril dice adiós a la fase de ascenso a Segunda

El Fabril muere de pie en la fase de ascenso a Segunda. A pesar de no jugarse nada de manera efectiva, el equipo de Gustavo Munúa hizo otra demostración de orgullo y entereza en un Abegondo que siempre les empujó y les acabó ovacionando. El filial ya perdía en el minuto cuatro, pero antes de los 20 minutos ya ganaba gracias a los goles de Uxío y Edu Expósito, que acaba de salir del banquillo para sustituir al lesionado Álvaro Queijeiro. El soberbio lanzamiento del pivote y la facilidad con la que los blanquiazules se habían repuesto a una situación tan adversa animaban al deportivismo, pero aún quedaban muchas emociones fuertes y reveses.

Pasada la media hora, Luis Fernández vio la segunda amarilla en un duelo intenso y por momentos bronco al que el colegiado no supo poner coto. El Fabril no se arruga, pero ese escenario favorecía a un experimentado Extremadura que estuvo con uno más durante media hora. Los jóvenes blanquiazules y las fuerzas se igualaron a la hora de encuentro gracias a la expulsión de Pardo. Los dos equipos lo intentaron e incluso los de Almendralejo vieron como al poderoso Enric Gallego le anulaban un gol. Nada se movía en el marcador. El 2-1 llevaba a la prórroga.

En el tiempo añadido pesaba el cansancio y los dos equipos extremaban las precauciones. Los penaltis asomaban hasta que Carlos López, que llevaba unos minutos en el campo, mandó un zapatazo a la red en el primer balón que tocaba tras una cesión de Uxío. 3-1. El delirio se desataba en Abegondo y el pase parecía cerca. Pero en la segunda parte de la prórroga el infortunio se cebó con Álex Cobo, al que se le escapó un balón y Álex Barrera no desaprovechó la oportunidad de hacer el 3-2. A partir de ahí, los últimos intentos y, tras el pitido final, lágrimas, pero también mucha identificación. El Fabril, de los pocos motivos de orgullo para el deportivismo esta temporada.  

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine