17 de septiembre de 2018
17.09.2018
La Opinión de A Coruña
Fútbol Deportivo

Natxo, al ritmo de Oltra y Vázquez

El inicio del Dépor con el vasco, 8 puntos en cinco partidos, es parecido al que hizo en 2011 con el técnico valenciano (9 puntos) y al de 2013 con el de Castrofeito (6)

17.09.2018 | 01:05
Natxo González y su segundo entrenador, Bernardo Tapia, el pasado sábado en el banquillo de Santo Domingo.

La primera derrota liguera de la temporada deja al Deportivo de Natxo González con ocho puntos tras haber disputado sus primeros cinco partidos de Segunda, un registro discreto pero similar al de sus antecesores en el banquillo blanquiazul en la categoría de plata. En 2011, con José Luis Oltra al frente, el Dépor ya había perdido dos partidos a estas alturas y era octavo con nueve puntos, dos menos que un sorprendente Guadalajara, entonces líder. Aquel inicio del equipo coruñés hace siete años no fue el ideal, pero acabó aquella temporada en lo más alto con 91 puntos, el récord de puntuación de la categoría. También delicado fue dos años después el comienzo en Segunda con Fernando Vázquez, que empezó el campeonato muy justo de futbolistas después de un verano especialmente convulso. Le costó arrancar y el balance en las primeras cinco jornadas fue de seis puntos. El Dépor era decimoquinto, pero remontó posiciones y acabó resistiendo para sellar el ascenso directo con 69, a dos del campeón, el Eibar.

Cinco años después, el Deportivo de Natxo ha completado un inicio de temporada del estilo de sus anteriores participaciones en Segunda. Suma un punto menos que con Oltra a estas alturas y dos más que con Vázquez, pero ahora la principal diferencia es que el equipo coruñés ha tenido que afrontar como visitante todos sus compromisos salvo uno, el de la cuarta jornada ante el Sporting de Gijón, que cayó en Riazor gracias al cabezazo in extremis de Pablo Marí.

Dos victorias -ante Extremadura (0-1) y Sporting (1-0)-, dos empates -en Albacete (1-1) y Tenerife (2-2)- y una derrota, la del pasado fin de semana en Santo Domingo (1-0), es el balance del Dépor en sus cinco primeros encuentros. Hasta el pasado sábado nunca se había visto con un resultado en contra. Solo en la eliminatoria de Copa en Zaragoza, donde tras una primera parte mala supo reaccionar al 2-0 para recortar distancias y acabar acariciando el empate. En Alcorcón, en cambio, el Deportivo no tuvo capacidad de respuesta. Se vio superado en todo por la escuadra de Cristóbal Parralo, que supo cómo neutralizar la creatividad de su exequipo. Fue, sin duda, el peor partido de la temporada del Dépor, que a falta de fútbol tampoco fue capaz de igualar la intensidad con la que se emplearon los jugadores alfareros.

El equipo de Natxo tiene la obligación de adaptarse pronto a una nueva categoría muy igualada en la que, con frecuencia, no basta con tener teóricamente más calidad para sacar adelante los partidos. Las segundas jugadas, las disputas, las acciones a balón parado... Son detalles que pueden acabar marcando la diferencia, como ya comprobó el Dépor en sus anteriores dos experiencias en Segunda, sobre todo en 2011 con Oltra al frente. Aquella campaña empezó con dudas el conjunto blanquiazul, plagado de futbolistas de Primera pero sin acabar de activar ese "chip" al que se refirió el pasado sábado Carmelo del Pozo para "competir" en campos modestos como Santo Domingo.

Hace siete años la primera jornada se aplazó por la huelga convocada por la AFE y el Dépor empezó en casa recibiendo al Recre, al que venció con un tanto de Colotto. Luego perdió en Riazor ante el Hércules (0-1), ganó a domicilio al Barça B (2-3), volvió a vencer en casa ante el Sabadell (2-1) y a continuación encajó en Alcorcón una sonrojante goleada (4-0). Tres victorias y dos derrotas, es decir, nueve puntos en cinco jornadas, uno más que ahora. Poco a poco el Deportivo le fue tomando el pulso a la competición y mediada la temporada enganchó una gran racha de nueve victorias seguidas que lo impulsaron hacia el ascenso directo.

Seis sesiones antes del Granada

Para preparar el partido contra el Granada, que visitará Riazor el próximo lunes a las 21.00 horas, Natxo ha programado seis sesiones. Tras descansar ayer, la plantilla regresa al trabajo esta mañana en Abegondo (11.00 horas). En la ciudad deportiva, y siempre a las once, se ejercitará cada jornada hasta el día del partido, salvo el jueves, que está previsto un día libre. En total, serán seis ensayos para preparar la visita del conjunto nazarí.

El técnico del Deportivo seguirá atento la evolución de los lesionados Quique González, Borja Valle, y Sebastián Dubarbier. El argentino es baja segura por una lesión de grado 2 en el bíceps femoral izquierdo. Michael Krohn-Dehli, expulsado en Alcorcón por segunda vez en la temporada, se perderá el encuentro por sanción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes