25 de junio de 2019
25.06.2019

Abocados a una nueva reconstrucción

La permanencia en Segunda reducirá el límite salarial y obligará a entrar con fuerza en el mercado, pero con una billetera más ajustada Los cedidos se irán La renovación de Álex se anunciará en breve

24.06.2019 | 21:22
Los jugadores del Dépor celebran en una piña el penalti transformado por Carlos Fernández en el descuento del partido de Liga ante el Mallorca.

El Dépor se había convertido en la última década en un experto en subir a la primera tras caer de LaLiga, pero el patinazo de Mallorca le obliga a enfrentarse a una nueva realidad con unos indudables peajes deportivos. Se verá abocado a apretarse el cinturón y a afrontar una nueva reestructuración este mismo verano. Adiós a un puñado de futbolistas prometedores como Carlos Fernández y Domingos Duarte e incluso se puede ver empujado a liberarse de algunas de sus fichas más gravosas de jugadores como Pedro Mosquera o Fede Cartabia, que no han marcado la diferencia al nivel esperado en esta Segunda. Todo para ajustarse, sobre todo, a una nueva realidad económica, ya que este año el ingreso por el seguro del descenso se verá reducido. Si esta temporada tuvo de tope salarial en torno a 18.5 millones, el tercero de toda la competencia tras Málaga y Las Palmas, ahora puede verse obligado a reducirlo a la mitad, aunque depende de la cuantía consumida de esta ayuda, de los ingresos que genere, del pago de la deuda y de otros factores. Una cifra aún por ajustar en la plaza de Pontevedra.

El Dépor cuenta ahora mismo con 13 futbolistas con contrato en vigor, además de cinco cedidos, de los que solo se espera que regresen de manera provisional Francis y Gerard Valentín, ambos finalizan sus contratos en 2021. Dani Giménez (2021), Bóveda (2020), Simón (2020), Somma (2020), Caballo (2020 con opción de ampliar hasta 2022), Pedro Mosquera (2021), Expósito (2022), Vicente (2021), Pedro Sánchez (2020), Fede Cartabia (2022), Borja Valle (2020), Christian Santos (2020 con opción a un año más) y Quique González (2022) son ahora mismo los jugadores unidos al Dépor con una vinculación contractual más allá del 30 de junio, según los datos facilitados en su día con el propia entidad coruñesa y pendiente de si la letra pequeña de los contratos les ofrece alguna cláusula liberatoria. Muchos de ellos seguirán en el club, aunque algunos pueden salir buscando más protagonismo o por su alto salario y otros como el ariete vallisoletano (fichado por 1.7 millones hace unos meses) y el pivote catalán tienen opciones de mercado en una categoría superior. El Deportivo necesita también una inyección en forma de traspaso.

Ortolá, Domingos, Pablo Marí, Didier Moreno, Nahuel y Carlos Fernández son los cedidos que casi con toda seguridad regresarán a sus equipos de origen. El club coruñés se reservó opciones para retenerlos de mayor o menor dificultad de cumplimiento. El luso solo se podía quedar si el equipo subía y por el colombiano hay de plazo hasta final de mes para ejercerla. En el caso del argentino, el Dépor tiene la potestad incluso de renovar su préstamo un año más.

Otros seis son los que acaban su contrato a final de semana. El caso más curioso y el único que tiene opciones de quedarse es Álex Bergantiños. Ambas partes decidieron posponer la firma a final de temporada y en cualquier momento anunciarán el acuerdo. Íñigo, Saúl, Dubarbier, Vítor y Krohn-Dehli se irán, aunque el argentino tenía opción a una campaña más. En el caso del danés es un alivio para las arcas coruñesas, ya que su ficha era de las más importantes de la plantilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes