21 de enero de 2020
21.01.2020
Fernando Vidal, presidente del Deportivo

Fernando Vidal: "Fernando Vázquez está más maduro, puede ser nuestro nuevo Arsenio"

"Es un ídolo para gran parte de la afición y ahora lo veo con una serenidad tremenda en esta nueva etapa", asegura. "Ya en el mes de octubre no tenía ninguna duda de que era el adecuado para levantar esto"

21.01.2020 | 00:07
Encuentro casual con Escotet a las puertas de LA OPINIÓN. El presidente del Deportivo se cruzó ayer de forma casual con el de Abanca en la calle de la Franja, antes de su entrevista en la sede de LA OPINIÓN. Fernando Vidal y Juan Carlos Escotet se saludaron y charlaron durante unos minutos

Fernando Vidal (A Coruña, 1962) aterrizó en la presidencia la semana pasada para pilotar la salvación de un Deportivo que se ha agarrado a la permanencia de la mano de Fernando Vázquez. Después de cuatro victorias consecutivas, el equipo y sus aficionados creen en un objetivo que parecía imposible hace un mes. Llega con un mensaje conciliador, tendiendo la mano a todo el deportivismo y orgulloso del acuerdo firmado con Abanca.

¿Esperaba que todo fuera así, "sobre raíles", como dijo Fernando Vázquez después de ganar al Cádiz?

Cuando damos el paso la situación del club era muy complicada, tremendamente complicada a todos los niveles, en todos los pilares básicos de un club de fútbol: el área social, la económica y la deportiva. Era uno de los peores momentos, por lo menos tras casi 50 años de deportivista. En esos años creo que es de los momentos más críticos que estaba viviendo el Deportivo. Estaba convencido de que esto no tenía solución en el mes de diciembre, incluso en noviembre viendo la deriva deportiva terrible. Veía que el tema económico no tenía mucha solución y el tema social estaba roto. Creo en las decisiones que se han tomado desde el principio, decisiones valientes de todo el consejo, con sentido común y con la dosis de suerte que hace falta en el mundo del fútbol. El cambio que ha experimentado el club, independientemente de los partidos ganados, con esa comunión entre afición, equipo y club es fundamental para cualquier proyecto.

¿Era esta una situación más delicada que en 2014, cuando se presenta en la candidatura de Tino Fernández?

Era un momento de incertidumbre económica mayor que este, pero el área social para mí es fundamental en un club de fútbol. Por mucha sociedad anónima que seamos, por encima de todo somos un club de fútbol que emana de los sentimientos de las personas que lo viven día a día como algo propio. Había incertidumbre, faltaba firmar el convenio del concurso de acreedores, había embargos y se pasó muy mal en esa época, pero al final pudimos ascender de manera directa e ir reordenando la deuda. Estar en Primera División o muy poco en Segunda División marcaba poder seguir cumpliendo el plan de pagos. Eso no se ha producido y desgraciadamente el momento es el que es ahora.

¿Cuándo se quebró la paz social que menciona?

No lo sé. Un error fue no hacer una transición. Fue una ruptura de un consejo a otro. Cuando se viene de un periodo tan largo de un consejo, creo que tiene que haber una transición y no la hubo. Ese fue uno de los errores sociales que pudimos haber cometido.

¿Se ha propuesto enmendar eso ahora como presidente y de ahí la presencia de Augusto César Lendoiro en el palco de autoridades?

No son gestos. Augusto está invitado, está invitado Tino Fernández y está invitado Paco Martínez Zas. Invitamos a todos los expresidentes del club y también invitaremos en su momento a exconsejeros. El club está abierto a todo el mundo, lo he dicho desde el principio, porque queremos que todo el mundo se sienta partícipe del proyecto.

En la junta habló de "poner el contador a cero"...

Es fundamental. Hay que eliminar los vetos de todo tipo: a presidentes, jugadores, medios de comunicación... Poner un freno a cualquier estamento del club me parece un error tremendo. Se ha cometido en diferentes etapas y es un error. Este es un club de todos y abierto.

Como aglutinador de todo eso aparece la figura de Fernando Vázquez, ¿hasta qué punto es fundamental?

Fernando, como dijo algún jugador, es un ídolo para gran parte de la afición. La gente le tiene muchísimo cariño y aglutina muchas simpatías en un gran sector del deportivismo. Lo dije desde el principio, ya en el mes de octubre o noviembre le comentaba a mis allegados que no tenía ninguna duda de que era la persona adecuada porque estuve seis meses con él y sé que es capaz de levantar esto porque tiene esa capacidad de que todos nos enchufemos. Es una persona que aglutina y ahora lo he visto con una serenidad tremenda en esta etapa nueva. Tengo muchísima relación con él, la he mantenido con posterioridad a su cese como entrenador, y he visto una evolución positiva, está mucho más maduro. Está en un momento clave, puede ser nuestro nuevo Arsenio Iglesias en ese sentido.

¿Se piensa en fidelizar su figura para siempre, aunque sea en otras funciones?

Mi gran ilusión es estar el periodo que corresponda aquí, no creo que sea muy largo, tres, cuatro o cinco años, y dejar el Deportivo limpio o con una deuda asumible, aunque sea una deuda de 20 millones hasta 2048 de la que se pague muy poquito cada año, en la máxima categoría jugando con los grandes y con el mismo entrenador. Yo sería feliz porque lo peor que le puede pasar a un directivo de un equipo de fútbol es tener que cesar a su entrenador. Es el peor trago que puede haber. Se lo decía al presidente del Cádiz, siento envidia sana de que tengan el mismo entrenador cinco años y ojalá Fernando esté el mayor tiempo posible y con él alcancemos las cotas que nos hemos propuesto.

¿Qué explicación le dio sobre su cese en 2014 después de mantener la relación con él?

Yo estaba en aquel consejo y la decisión de cesar a Fernando fue unánime. Yo, como responsable del área deportiva, me culpo de no haber hecho un poco más para frenar aquel cese. Porque el cese no fue por unas declaraciones, fue por más cosas. Al día siguiente sabía que me había equivocado, pero me equivoqué por no poner más carne en el asador y a lo mejor evitar el cese.

¿La reacción reciente les hace cambiar de idea en cuanto a refuerzos y bajas?

Nosotros estamos pensando en salvar al equipo y en hacer uno para la temporada que viene ambicioso y con ilusión. Vamos a reforzar el equipo todo lo que podamos, sea cual sea la condición, no tenemos límite ahí.

¿Tienen previsto que haya que hacer algún desembolso para forzar salidas?

Me gustaría que eso fuera lo menos posible. La pena de todo esto es que si hubiéramos entrado en el mes de noviembre a lo mejor el tema salidas sería más fácil. Hacerlo en enero es complicado, el mercado no es igual.

¿Se han encontrado con más dificultades ahora que se sabe que el Deportivo tiene liquidez?

Tenemos la liquidez que tenemos, no somos como el Manchester City. Tenemos una liquidez medida y no vamos a volvernos locos. Vamos a hacer lo justo y necesario para hacer una plantilla compensada, aunque sigo pensando que la que confeccionó Carmelo del Pozo tenía más fútbol de lo que ha demostrado.

¿Qué respuesta les dan los jugadores cuando les llaman?

Están enchufados. Toda la gente que viene aquí viene enchufada. El Dépor es un equipo grande, se lo dije a los jugadores el día que fui a Abegondo, que tenían que saber dónde estaban. Sé que ese escudo y esa camiseta pesan, sobre todo cuando las cosas no salen bien, pero si quieren ser jugadores de fútbol profesional tienen que saber qué es el Dépor. Es más que un club, es un sentimiento y una ciudad que están detrás de un equipo.

¿Qué papel juega Richard Barral en el proyecto?

Richard es una persona de nuestra máxima confianza. Está haciendo una labor encomiable y mi intención es que en el futuro sea asesor del consejo, evidentemente profesional. Es una figura importante que va ayudar a la persona que esté al frente de esto. Yo no creo en los directores deportivos. No digo que no lo vaya a tener, pero de salida soy más de tener un secretario técnico.

¿Y el de Juan Carlos Rodríguez Cebrián?

Por cuestiones personales y profesionales de él no está en el consejo, pero está plenamente integrado. Es un asesor, una persona con una fuerza vital y de gestión tremenda. Hace un trabajo fantástico. Es muy disciplinado, todo lo consulta antes de tomar cualquier decisión. Ha estado donde ha estado, y se nota. Luego tiene una capacidad relacional tremenda de llegar a muchos sitios y es un lujo para el Deportivo. ¿Me gustaría que fuese consejero? Evidentemente. No puede ser, pero para mí somos ocho más dos (Cebrián y Barral).

¿Cree que la gente ha entendido el acuerdo con Abanca?

A partir de la semana que viene vamos a trabajar todos en explicárselo al accionariado del Deportivo, que sepan de primera mano cuál es el plan de viabilidad del club, y creo que les va a gustar. Todo este consejo es ferviente defensor del capitalismo popular, de que el club esté en manos de todos, pero ese modelo fue evolucionando en los últimos años.

¿Qué pasará en la ampliación si no se cubren de manera popular esos 10 millones?

Lo tenemos que decidir mañana (por hoy) en el consejo, si va a haber una fase o dos fases. De salida la intención es que acudan todos los accionistas del club y que como máximo puedan adquirir las mismas acciones que tienen ahora mismo.

Y si solo se cubre una pequeña parte, ¿qué pasa con el resto?

Pues a lo mejor lo dejamos desierto. No lo sé. Mañana (por hoy) lo vamos a decidir. La idea que tenemos es hacer una única fase.

¿Hay un compromiso con LaLiga de que tiene que cubrirse?

No, ninguno.

¿La única salida es capitalizar con Abanca para equilibrar deuda y capital social?

Desde luego es nuestro plan de viabilidad. El otro día un accionista hablaba en la junta de que nuestro relato no le convencía. No lo entendía. Habrá gente que no comparta el relato, pero lo que está claro es que es nuestro plan de viabilidad, y hasta ahora es el único plan de viabilidad. Caballos blancos hay pocos. Hay que ser realistas. Tenemos una oportunidad histórica de que el club salga de los números rojos y se ponga en estabilidad económica, lo cual quita una presión tremenda a todas las demás áreas del club, empezando por la deportiva. Es fundamental que una firma coruñesa, gallega, apueste por el club. Es un modelo normal en el fútbol. Pero nosotros no vamos nunca a dejar de ser una sociedad con 25.000 o 26.000 accionistas. Incluso voy más lejos: ¿cuánto valen mis acciones ahora mismo si tengo una deuda patrimonial de más de 70 millones? Si mañana está saneado el club, esas acciones a lo mejor valen más. Ahora mismo no valen absolutamente nada. Hay otra cosa clara, el sentimiento de pertenencia no va en el número de acciones. La gente que tiene sentimiento de pertenencia es de corazón, y lo que marca un club es el estadio: pone, quita, grita, manifiesta... Es una empresa atípica. Somos un consejo de administración de un club de fútbol pero en el fondo somos directivos de un club de fútbol. Tenemos que pensar con la cabeza como consejo, pero con el corazón como directivos de un club, porque somos un equipo de fútbol que vive de los avatares de cada siete días en el césped. Si gana el equipo, ganan los jugadores y el entrenador; y si pierde, el consejo es el que pierde siempre.

Abanca va a ser el dueño del club, pero no querrá perpetuar esa situación.

Yo no tengo ese input.

Tarde o temprano, querrá vender sus acciones.

Eso es impredecible. No se puede evitar, y más en el mundo actual, pero yo no tengo ese input. Mi opinión es que Abanca, de una manera u otra, seguirá vinculada al club. Es mi opinión personal pero mañana también puede suceder que vendamos nuestras acciones a un fondo. Hay un montón de accionistas que vendieron a otro accionista. Eso no lo puedes evitar. No digo que sea inevitable, pero yo creo que Abanca tiene un sentimiento importante por este club. No lo veo ni en el corto ni en el medio plazo.

¿La profesionalización del club de la que habló Escotet significa derivar hacia un consejo más ejecutivo, elegido incluso por Abanca?

Abanca son gente muy inteligente. Saben dónde se mueven y que están metidos en un club de fútbol. Tiene que haber un condicionante social. No están comprando una empresa al uso. Están comprando una empresa con unos matices y yo creo que lo tienen clarísimo. Lo que hablaba Juan Carlos (Escotet), no sé exactamente lo que quería decir, pero yo creo que el club sí está profesionalizado, puede que se refiriera a que no vamos a cerrar las puertas a que entre más talento en el club para poder crecer más y mejorar. No entendí que se refiriera al consejo ni tampoco a que el club no esté profesionalizado.

Para aprobar el crédito participativo y la ampliación hay que reunir el 25% del capital social y contar con el apoyo de dos tercios, ¿le inquieta que no se llegue a ese nivel de movilización?

Se van a explicar bien las cosas. Va a ser un conocimiento transparente. A mí me importa muchísimo que esto sea apoyado por todos. De nada vale cumplir el 25% con los accionistas importantes por número de acciones. Tenemos que implicar a los importantes, a los medianos y a los minoritarios. Esto lo tenemos que crear todos y lo que hay que hacer es explicárselo a la gente. Hay ocho consejeros y haremos labor apostólica con todo el mundo, incluso con los que no son accionistas, para que crean en el club por si el día de mañana se abre una ampliación y quieren comprar acciones. Yo al menos creo en esto y adelanto ya que voy a ir a la ampliación de capital y a comprar (doblar) mis acciones.

¿Cómo le gustaría que lo recordaran cuando ya no sea el presidente del Deportivo?

Como gente que ha venido aquí de manera humilde en una situación complicada para intentar solucionarla, dejar al Dépor lo más alto posible, saneado y con una unión social enganchada al club. Con eso yo sería feliz. Y otra vez a mi grada. No necesitamos palmadas. No me meto en esto por ningún legado. Ninguno de los que estamos aquí tenemos esa vanidad de pasar a la historia.

NOMBRES PROPIOS

Insua y Borges
 
"Hay acuerdos con los jugadores y hay ganas de venir aquí, pero tienen un compromiso con sus clubes. En el caso de salir, entiendo que van a ser tardíos. Dependemos de sus clubes, pero tengo plena confianza de que se van a hacer los dos".
 
Montero y Lampropoulos
 
"Hablamos con Fernando Vázquez y le gusta tener un central zurdo. El que tiene ahora mismo es Montero. Llegado el momento, puede ser también que traigamos un central y pudiera salir Montero. No sé lo que va a pasar. Sobre Lampropoulos, todo depende de cómo sean los movimientos. No depende solo del Deportivo. Fernando por encima de todo es un entrenador de club y se va a adaptar a las circunstancias que marca el mundo del fútbol".
 
Borja Valle
 
"Ni descarto (una posible salida), ni tampoco digo lo contrario. Los futbolistas quieren jugar y quizá llegado el momento se le puede buscar una salida a jugadores que a lo mejor ahora mismo no me entra en la cabeza que puedan salir".
 
Fran
 
"No puedo hablar de nombres porque no sé dónde vamos a estar el próximo año. Vamos a ser cautos y no decir nombres, Fran u otros. Hay que respetar la situación del club y ya veremos si encajan unos con otros. Una cosa es lo que uno quiera y otra que encaje todo. El Deportivo no se puede permitir el lujo de que dos personas tan importantes como Fran y Lendoiro generen división. Es un craso error. Se acabó. Partimos de cero. Lo que haya pasado, pasó. Quedémonos con lo bueno".
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes