15 de junio de 2020
15.06.2020
La Opinión de A Coruña

Al Dépor se le atraganta la vuelta

Partido decepcionante de los blanquiazules en el regreso de la competición - Débil en defensa y sin acierto en ataque, el conjunto deportivista alarga su racha sin ganar y se mantiene en descenso

15.06.2020 | 00:41
Al Dépor se le atraganta la vuelta


La nueva normalidad se parece demasiado a la antigua, al menos para un Deportivo al que ayer contra el Sporting se le atragantó el regreso a la competición después de tres meses de paréntesis obligado. Espeso arriba y torpe atrás, el equipo blanquiazul sobrevivió a sus propios errores para amarrar un punto que sabe a poco dada la precaria situación en la tabla, pero que puede representar incluso un premio si se atiende a las oportunidades de las que dispusieron los visitantes. La mayoría se las puso en bandeja el propio conjunto deportivista, que dejó sensaciones en defensa muy preocupantes en la tarde en la que debutó Abdoulaye Ba. Las pifias no fueron exclusivas del senegalés, porque entre Montero y Salva Ruiz también sumaron un buen puñado y al Deportivo solo le salvó que el Sporting estuvo tan ofuscado como los coruñeses de cara a portería.

Era previsible que después de tres meses de inactividad y con apenas unas semanas de entrenamientos a toda prisa y en precario aparecieran las imprecisiones. El confinamiento igualó a todos en ese sentido y no faltaron los errores, pero el encuentro se disputó desde el comienzo a un buen ritmo entre los dos equipos, con alternativas y ganas de asomarse por las áreas. Vázquez no sorprendió y mantuvo la apuesta por el sistema de cinco defensas, aunque el desarrollo del partido le obligó a ir alterando su plan inicial.

Debutó Abdoulaye Ba y no puede decirse que lo hiciera con buena nota. El senegalés confirmó lo que ya se intuía de él: tiene unas grandes condiciones, pero a la vez una peligrosa tendencia a la desconexión. Juntarlo con Montero, por más que Peru Nolaskoain ejerciera de escudero de ambos alejado una vez más de su posición en el centro del campo, puede resultar incluso temerario. Ofrecieron poca seguridad los dos, especialmente cuando se trató de dar salida al juego deportivista.

La más clara del Sporting en todo el partido llegó pasados los veinte minutos después de un error entre Ba y Salva Ruiz, al que Murilo agobió en el costado izquierdo. El remate del jugador rojiblanco solo ante Dani Giménez se marchó al palo. Se salvó el Deportivo, que antes había avisado con un disparo cruzado de Sabin en el área después de un bote que le favoreció.

El equipo deportivista tendría otra buena antes del descanso en un centro de Gaku desde la derecha que no llegó a conectar Beauvue, pero la sensación es que los de Vázquez estaban lejos de dominar un partido al que se mantenían agarrados con algo de fortuna.

El escenario, sin embargo, pudo cambiar por completo nada más arrancar la segunda parte después de una gran combinación entre Çolak, Beauvue y Eneko Bóveda. Entre el turco y el francés dejaron al lateral solo ante Mariño. Algo escorado, intentó orientar su remate con el interior, pero el balón se marchó rozando el palo.

Fue la mejor jugada ayer de un Deportivo espeso, pero también la que demostró que el talento debe ser determinante en esta competición exprés para desnivelar marcadores. Ayer apareció poco del lado de los blanquiazules, huérfanos todavía de un Çolak determinante, por más que ayer gozara de libertad por detrás de la pareja de delanteros. Decepcionó también Beauvue y ante el atasco general Fernando Vázquez decidió buscar alternativas.

De los cinco defensas pasó a un centro del campo en rombo, con Peru diez metros por delante de los centrales, y el equipo ganó en control. Apareció más Gaku, pero no hubo profundidad ni acierto. Por un instante pareció que Koné ejercería de agitador desde el costado izquierdo. Un par de buenas incorporaciones llevaron peligro al área del Sporting, pero de nuevo al Deportivo le faltó continuidad.

Buscó más alternativas Vázquez, que volvió a cambiar el guion sobre la marcha con la entrada de un rematador como Christian Santos y los centros como recurso. El venezolano rozaría el tanto en el tramo final tras un servicio de Keko, pero esa oportunidad tuvo su respuesta por parte del Sporting.

Otro error de Abdoulaye Ba en la salida de la pelota, de espaldas y con una cesión peligrosa hacia atrás, puso la victoria en bandeja a los visitantes. Carmona se encontró en el área con Peru para rescatar al menos un empate que sabe a poco a los deportivistas.

La racha negativa se prolonga y el Deportivo empieza tras el parón como se marchó. Ya son cinco jornadas sin ganar que oscurecen un poco más el panorama antes de un partido vital en Oviedo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes