04 de agosto de 2020
04.08.2020
La Opinión de A Coruña

Caso Fuenlabrada | Competición fija el partido para mañana y el Dépor moviliza a sus jugadores

Esta inaudita decisión, contra la que no cabe recurso por la vía deportiva, deja al club en una situación límite - Los futbolistas que logre reunir tienen que estar preparados para jugar ä Las PCR, previstas para hoy

04.08.2020 | 01:22
Fernando Vázquez, junto al analista David Sánchez, el pasado 21 de julio, la última vez que la plantilla visitó Abegondo.

La influencia de Javier Tebas, esta vez presionando al Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol, aumentó aún más el caos generado tras la decisión de aplazar solo el Dépor-Fuenlabrada y mantener la disputa del resto de partidos de la última jornada de Segunda. Competición cedió ante las presiones de LaLiga y decidió, en su tensa reunión de ayer, fijar para mañana la disputa partido de Riazor. Contra esta resolución no cabe recurso por la vía de la justicia deportiva, ya que no es un tema sancionador-disciplinario sino un asunto interno, en este caso exclusivamente la fijación del horario de un encuentro. El Deportivo tiene la posibilidad de acudir a la justicia ordinaria para solicitar una medida cautelarísima o cautelar inaudita parte con la que paralizar la competición antes de la disputa de ese duelo pendiente, una opción con pocos visos de que pueda prosperar. En ningún caso el Dépor quiere correr el riesgo de que alguna conducta le pueda perjudicar después en su batalla legal por defender sus derechos. El presidente Fernando Vidal convocó para hoy una rueda de prensa para explicar cuál será la estrategia del club.

De momento, el Deportivo contactó con los futbolistas, de vacaciones desde el pasado 21 de julio, para que estén disponibles. La idea que barajan desde el club es que hoy a las 13.00 horas se sometan a los test PCR en Abegondo, como marca el protocolo de LaLiga antes de cada partido. La patronal solicitó que pasaran ayer estas pruebas pero el club no accedió argumentando, entre otras cosas, que el partido no tenía fecha. Ahora sí la tiene y el Dépor deberá decidir si se presenta o no, en función de lo que más le interese para no resultar perjudicado en la batalla legal que mantiene en varios frentes para defender sus derechos, pisoteados tras la adulteración de la competición que supuso la ruptura del horario unificado previsto para las últimas dos jornadas. La indicación que anoche tenían los jugadores era la de estar preparados para poder jugar. Con la mayoría lejos de A Coruña, habrá que comprobar qué grupo logra reunir el Dépor para afrontar el encuentro, si es que finalmente se presenta y se puede jugar mañana. Según el reglamento, como mínimo deberá contar con siete futbolistas del primer equipo.

Las presiones ejercidas desde LaLiga resultaron decisivas en la decisión de Competición, adoptada con dos votos a favor, los de los vocales Pablo Mayor Menéndez y Lucas Osorio Iturmendi, y la abstención de la presidenta del comité, Carmen Pérez González. Esta resolución deja indefenso al equipo coruñés, que desde el primer momento anunció que solo afrontaría ese encuentro si se repitiesen los demás partidos de la última jornada. Una vez hecha pública la decisión de Competición de que el partido se juegue mañana, LaLiga comunicó la hora: las 20.00.

Si el partido llegara a disputarse, podría darse el absurdo de que el Fuenlabrada ganara los tres puntos en el terreno de juego y luego los perdiera en los despachos, ya que en su resolución de ayer Competición recuerda que "se está instruyendo un procedimiento extraordinario contra el CF Fuenlabrada, del que podría derivarse potencialmente (y sin que ello implique predeterminación alguna y en ningún sentido la resolución del procedimiento) una sanción que podría, incluso, alterar el resultado del partido que se celebre entre el Deportivo y el Fuenlabrada". Además, Competición deja constancia de que la decisión de jugar el encuentro se adopta "con el único efecto de determinar la fecha en que debe celebrarse el partido suspendido". Además, no se pronuncia sobre la plaza que queda pendiente para disputar el play off. "Los efectos que ello pueda determinar sobre el calendario de la competición, así como sobre el resto de partidos que deban celebrarse como resultado del partido suspendido, exceden de las funciones y competencias de este Comité", añade.

¿Qué pasaría si el Dépor no se presenta mañana y luego la justicia deportiva le da por perdido el encuentro al Fuenlabrada? Según fuentes expertas en derecho deportivo, al equipo coruñés primero le darían el partido por perdido 3-0, además de ser castigado con una multa económica, pero luego podría sumar esos tres puntos si los madrileños son sancionados con la pérdida del encuentro. Esos tres puntos son claves para determinar quién se salvaría -Dépor o Numancia, ahora mismo dos puntos por encima del equipo coruñés- en caso de un hipotético descenso administrativo del Fuenlabrada, una puerta que el juez instructor de Competición abrió en su resolución del pasado 28 de julio. "Es evidente que las presuntas infracciones que se imputan al CF Fuenlabrada SAD podrían suponer, de ser ciertas, un fraude a la competición, atentando a la salvaguarda del buen orden deportivo, a la integridad de la competición, y al correcto desarrollo de los espectáculos deportivos con riesgos para los espectadores o los participantes, conductas todas ellas tipificadas en el Código Disciplinario de la RFEF (conductas contrarias al buen orden deportivo, infracciones sobre el correcto desarrollo de los espectáculos deportivos, omisión de medidas de seguridad...), sin perjuicio de lo que pueda resultar de la presente instrucción", advirtió entonces Díaz Sánchez.

Procedimiento en curso

Ese procedimiento sigue adelante pese a los intentos del Fuenlabrada de frenarlo. El pasado miércoles el instructor tenía previstas varias testificaciones por vía telemática, que se pospusieron tras los recursos del club madrileño, que fueron desestimados. Díaz Sánchez, por tanto, sigue adelante con el proceso. De hecho, iba a tomar esas declaraciones el pasado viernes, pero el Fuenlabrada alegó que estaba viajando desde A Coruña, en otra nueva estrategia para dilatar el proceso. En cuanto el instructor reúna toda la información, trasladará una propuesta de castigo a Competición, que tendrá que pronunciarse. En caso de que rechace la sanción, el Deportivo sí podría recurrir ante Apelación, un comité independiente de las presiones de LaLiga, al contrario que Competición. La siguiente instancia ante la que reclamar sería el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), que depende del Consejo Superior de Deportes.

Paralelamente también están pendientes de resolver varias de las medidas cautelares que solicitó el Dépor, entre otras la de que se repitiera la jornada íntegra. Además, el club dispone hasta el próximo 10 de agosto para recurrir ante Apelación la decisión de Competición de desestimar la medida cautelar propuesta por Díaz Sánchez de dar por perdido el encuentro al conjunto madrileño. Sin embargo, y pese a estos procesos en curso, Competición fija ya la fecha del partido para mañana, lo que deja al Deportivo en una situación límite.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes