Kiosco

La Opinión de A Coruña

Deportivo
Adrián Lapeña Central del Dépor

“En este tramo de la temporada lo que hay que hacer es jugar y ganar”

“Mientras queden puntos, nosotros lo que miramos es hacia arriba; se puede conseguir”

El deportivista Adrián Lapeña, en Abegondo. | // ARCAY / ROLLER AGENCIA

Adrián Lapeña (Logroño, 1996) hizo el pasado sábado un pequeño borrón en su temporada prácticamente inmaculada cometiendo un error que dio lugar al gol de la Cultural Leonesa, el del empate momentáneo que luego Alberto Quiles deshizo completando su doblete con el definitivo 2-1 desde el punto de penalti. El Dépor ganó, que era de lo que se trataba, pero sin reencontrarse con el fútbol ni las sensaciones positivas que transmitió durante toda la primera vuelta del campeonato: “Hemos acostumbrado a la gente a jugar bien y ganar, pero cero que estamos en un momento de la temporada en el que hay que ganar”.

¿Vio muchas veces repetida la jugada del gol de la Cultu? ¿Le ha dado muchas vueltas?

No. Muchas vueltas no le he dado. Al final es una acción en la que se me pasan varias cosas por la cabeza y, al final, cuando se te pasan muchas, no haces nada. Pero como es una acción fácilmente corregible, tampoco le he dado muchas vueltas.

Un lunar en toda una temporada.

Sí, al final nosotros sabemos que en nuestra posición, cuando fallas, se penaliza caro, pero vivimos con ello y hay que asumirlo, corregir, que como el otro día sean errores fácilmente corregibles, y que se quede en eso.

Víctor sigue de baja, y Trilli y Villares trabajan al margen y son duda, así que Borja Jiménez lo está probando de lateral derecho por si tuviera que jugar ahí otra vez. ¿Preparado?

Sí, claro. El míster nos coloca un poco para poder completar los ejercicios, más o menos coloca por posiciones, pero sí. Si el entrenador decide que tengo que jugar ahí, pues tampoco es una posición que sea nueva para mí.

También ensayó un sistema defensivo con tres centrales, más Héctor y Aguirre de carrileros.

Sí, pero no lo creo [que lo utilice]. Son situaciones que son para entrenar, para hacer ejercicios puntuales y solo eso.

Contra la Cultural se trataba de ganar “por lo civil o por lo criminal”, como dijo Jiménez tras el partido, pero el equipo no recuperó las buenas sensaciones ni el juego.

Hemos acostumbrado a la gente a jugar bien y ganar, pero creo que estamos en un momento de la temporada en el que hay que ganar. Al final, si tú ganas, la gente tampoco se va a acordar de si has jugado bien o mal. Tú lo que necesitas son los tres puntos porque, por muy bien que juegues, si no ganas, al final es lo que te van a recriminar. Por lo tanto, en este tramo de la temporada lo que hay que hacer es jugar y ganar. Jugar bien, si se puede, también, pero lo que hay que ser es eficaces en las áreas para poder llevarte los partidos.

Esa fue la fórmula para dominar la competición con claridad en la primera vuelta.

Sí, porque en la primera parte de la temporada igual sí que es verdad que jugábamos bien, pero donde más conseguíamos acertar era siendo eficaces. En dos o tres pases encontrábamos gol. Por lo tanto, tenemos que recuperar eso que hacíamos al principio para acabar bien la temporada.

Tras la debacle de Badajoz afirmó públicamente que se habían dicho “las cosas a la cara” en el vestuario. ¿Sirvió eso para despertar, para marcar un antes y un después en la temporada?

Sí, pero son cosas a la cara de movimientos o cosas que puede mejorar un compañero en el campo, nada de recriminar actitudes, porque esto es un equipo y cuando lo hacemos mal, lo hace mal el equipo, y cuando lo hacemos bien, lo hace bien todo el equipo. Lo que intentamos es apoyarnos y decir lo que puede mejorar el compañero de al lado para también beneficiarnos nosotros.

¿El problema está siendo mental, futbolístico o de las dos cosas?

El tema mental en el deporte va de la mano. Cuando te salen las cosas bien, la cabeza funciona sola. Lo complicado es manejar la cabeza cuando las cosas salen mal. Es algo natural que al deportista cuando no le están saliendo bien las cosas la cabeza le juegue una mala pasada, por lo tanto también tenemos que recuperar ese trabajo mental, meterle tranquilidad a la cabeza y volver a retomar las cosas que estábamos haciendo antes.

¿Están trabajando ese aspecto psicológico?

Sí, tratamos de recordar lo que hacíamos a principio de temporada para tener la cabeza centrada en lo que cada uno tiene que hacer y no salirnos de ese papel.

¿Da igual Balaídos que Barreiro?

Totalmente igual. Es un campo de fútbol en el que tenemos que salir y ganar. Da igual que esté el Celta B, el Talavera o quien sea. Quedan diez jornadas y lo que tienes que hacer, allá donde vayas, juegues en casa o fuera, es jugar los 90 minutos y ganar, que al final es lo que te va a acercar al objetivo.

¿El 5-0 al Celta B de la jornada inaugural en Riazor sirve de refuerzo para creer en la victoria?

Si ya le has ganado a un rival, creo que tienes una base para saber lo que tienes que repetir si quieres volver a ganar. Tienes esas acciones que te acercaron a las situaciones de gol, por lo tanto tendremos que intentar repetir algo parecido a lo que hicimos en la ida para ganar el partido.

Los filiales son imprevisibles.

Sí, son capaces de lo mejor y de lo peor. Yo también he estado en un filial [Real Sociedad B] y sé lo que es eso. Éramos capaces de ganar 4-0 al líder y perder contra el último en casa. Nosotros tenemos que dejar eso a un lado, enfocarnos a lo que tenemos que hacer y ganar el partido.

Sin contar el del Extremadura, solo quedan nueve partidos, 27 puntos. ¿Creen que es posible recuperar seis más el golaveraje con el Racing de Santander?

Obvio. Quedan puntos, y mientras queden puntos, se puede conseguir.

Aunque sigan enfocando a la primera plaza, ¿empiezan a mirar de reojo al otro grupo para ver quién les podría tocar en un hipotético cruce del play off?

No. Todavía quedan puntos y mientras queden puntos tienes que centrarte en lo que depende de ti. En el caso de que no queden puntos, ya terminaremos la temporada regular y, según dónde estemos, habrá que mirar al otro lado, pero mientras queden puntos, nosotros lo que miramos es hacia arriba.

Hasta ahora lo ha jugado todo, ¿satisfecho desde el punto de vista personal?

Sí. Cuando firmo en el Dépor lo que todo el mundo quiere es jugar y tener esa continuidad. Yo tengo la suerte de estar teniéndola. Estoy trabajando duro para conseguir esa confianza del míster. Él también ha depositado confianza en mí y estoy intentando durante toda la temporada que se vea reflejado en el campo. Personalmente, estoy satisfecho con el trabajo que estoy haciendo y espero terminar la temporada de la forma en la que la empecé.

Le queda otra más de contrato con el Dépor.

Sí, firmé dos años, por lo tanto es una apuesta a largo plazo y no quiero que tampoco se quedase en un simple año bueno y luego a ver qué pasa. Firmé dos porque creo que es un club importante en España y me gustaría ser partícipe de devolverlo al fútbol profesional. Mi intención es devolver al Dépor al fútbol profesional y ser partícipe de esa hazaña y por eso mismo bien sea este año, el que viene o cuando se dé, me gustaría estar aquí.

Compartir el artículo

stats