Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Otro patinazo como visitante

El Deportivo encadena tres meses seguidos sin una victoria a domicilio

Quiles controla el balón ante dos jugadores del Talavera. Tomas Garrido

El Deportivo firmó en Zamora a finales del mes de enero su última victoria a domicilio y desde entonces ha encadenado tropiezos lejos de Riazor que arruinaron sus opciones de ascenso directo. Aquel triunfo en el estadio Ruta de la Plata, marcado por las heridas que sufrieron varios aficionados blanquiazules tras ceder una de las vallas de las gradas, fue también la última de aquella impresionante racha de 13 partidos invicto y marcó el inicio del desplome deportivista.

El equipo volvió a defraudar ayer en Talavera, al igual que lo había hecho antes en Logroño, San Sebastián de los Reyes, Badajoz, Vigo y Bilbao. Seis salidas que se saldaron con tres puntos (tres empates y tres derrotas) a la espera de lo que ocurra con la reclamación por alineación indebida del partido contra el Bilbao Athletic y que suponen un bagaje muy pobre para un equipo aspirante a luchar por el ascenso directo.

El propio entrenador deportivista, Borja Jiménez, lo reconoció ayer al finalizar el partido en Talavera, en donde el equipo firmó otra actuación muy irregular. La primera parte volvió a ser muy discreta, alejada de la versión que mostró contra el DUX de Madrid la jornada anterior en Riazor. Lo arregló tras el descanso, aunque sin la continuidad necesaria para culminar una remontada que permitiera sumar una victoria visitante tres meses después.

El consuelo para el Deportivo es que ya solo le queda una salida en las últimas cinco jornadas del campeonato. El equipo blanquiazul visitará al filial del Valladolid y tiene asegurados los tres puntos del encuentro que debería haber disputado en el campo del Extremadura. Por delante, tres compromisos más en Riazor con la mirada puesta en asegurar el segundo puesto en la clasificación que le permita afrontar con ventaja el play off por el ascenso que también podría afrontar en casa.

Compartir el artículo

stats