Kiosco

La Opinión de A Coruña

Alberto Quiles Delantero del Deportivo

“En el Dépor somos muy buenos, solo hay que estar bien de cabeza”

“Señalé a Miku en la celebración de su gol para decirle a la grada que nunca se había ido. Lo necesitamos”

Alberto Quiles posa ayer en la Ciudad Deportiva del Deportivo Casteleiro/Roller Agencia

Alberto Quiles (Huelva, 1995) es el alma goleadora y ofensiva del Dépor. Está ante la mejor temporada de su vida y piensa coronarla con un ascenso. Su pasado, su presente, el equipo, sus compañeros...

¿Se queda con la remontada o pesan los errores ante el Tudelano?

Estoy contento por los tres puntos, pero tuvimos muchos errores y vimos el vídeo del partido y nos ha dicho el míster dónde tenemos que mejorar y lo que hemos hecho bien. Toca aprender y que no vuelva a pasar: no nos pueden meter tres goles.

¿Qué enseñaron esas imágenes?

Que en el primer tiempo estuvimos mal y en el segundo mejoramos. En ese tramo hicimos un buen partido. El problema es que no sé por qué, si fue por el calor o porque nos sorprendió el rival, pero salimos un poco dormidos y no nos puede volver a ocurrir. Lo bueno es que pasó en liga y supimos reponernos.

En la segunda parte atacaron menos y estuvieron mejor. ¿Por qué?

Es verdad. En el primer tiempo intentamos atacar muy rápido porque veíamos los espacios que nos dejaba el rival. Ellos descolgaban a los dos delanteros y era casi un dos para dos con los centrales. Al atacar más rápido de lo que solemos atacar nos venía de vuelta. En el segundo tiempo nos dijo el míster que tuviéramos el balón y que tuviéramos paciencia y ahí es donde nos encontramos cómodos, esa fue la clave.

“Está volviendo ese equipo del principio que hacía malos a sus rivales”

decoration

¿Le dolió no marcar o con la victoria escuece menos?

Igual no me da, no (se ríe). Quiero meter goles siempre como buen delantero, pero lo importante era ganar. En el momento del cambio te vas diciendo ‘tenía que haber metido’, me quedo con la victoria.

Fue clave en el 3-3. ¿Cómo vio la jugada en el campo y después fuera?

Fue buena. La hemos visto. Bajo a recibir al centro del campo, abro a banda, Villares me encuentra en profundidad y doy un buen pase para que Miku pueda hacer gol. Me siento cómodo en eso, bajando a recibir, estando en contacto con el balón...

Hasta le da tiempo a marcarle el pase con la mano a Villares...

Es verdad. Hay espacio, Villi me ve bien y mete un buen balón.

“Quiero subir con el Dépor y jugar en Segunda. Ojalá estar aquí mucho tiempo”

decoration

Señala a Miku ante la grada en la celebración. ¿Qué quiso expresar?

Fue para decir que nunca se había ido, aunque no hubiese metido goles. Los delanteros tenemos eso, bueno y malo, que cuando marcamos, somos los mejores, y cuando no, somos los peores, y tenemos que convivir con ello. Era para decirles que él estaba ahí, que nunca se había ido y que le faltaba eso: el gol.

Porque el Dépor lo necesita...

Claro. Es muy importante para nosotros y, además, es que es muy bueno. Los delanteros nos movemos por las rachas y él llevaba una mala en la que no encontraba el gol. El otro día metió y ahora va a seguir haciéndolo, nos va ayudar muchísimo. Es un gran delantero, lo necesitamos.

Él tiene toda la experiencia del mundo, pero estas fases afectan a cualquiera, ¿no?

Claro. Ves que trabajas bien, que haces lo que llevas haciendo toda la vida, que es entrenarte y hacer goles, y por rachas y por lesiones no te entran. Yo en la primera vuelta estuve cinco o seis partidos en los que no había manera y no es agradable, pero hay que saber convivir con ello. En cuanto metes uno, eso se rompe y ya te sueltas otra vez.

“Estoy convencido de que en el otro grupo nadie quiere jugar con nosotros”

decoration

A principio de temporada se marcó el objetivo de ser más regular. ¿Cree que lo ha logrado?

Es cierto que me lo propuse y lo estoy cumpliendo. Los años anteriores había tramos de temporada donde no me encontraba. Este, salvo algunos partidos de la primera vuelta, he sido más o menos regular, con eso estoy contento, sobre todo ahora que me están saliendo las cosas.

¿Qué ha cambiado?

El tema está todo en la cabeza, a uno no se le olvida jugar al fútbol. Si estás tranquilo, bien de cabeza y confías en ti mismo, sale todo.

¿La mejor temporada de su vida?

Sí, seguro.

¿Por qué tan rotundo?

Es que me están saliendo las cosas muy bien. Por los goles, por los partidos jugados... Es la mejor y ojalá podamos poner la guinda (el ascenso) para coronarnos.

Quiles celebra su gol ante la UD Logroñés. | // CARLOS PARDELLAS M. O.

¿Retribuye la afición con cariño?

Sí, desde el principio. Empecé bastante bien y me dieron cariño. Marcaba goles, jugaba bien, caí en gracia. Estoy feliz, no solo por el fútbol, también con la vida aquí. Mi pareja está muy contenta en A Coruña. Ojalá pudiera estar aquí mucho tiempo porque me encuentro muy cómodo.

Pero su fútbol pide Segunda División. ¿Depende de un ascenso?

Yo lo que quiero es ascender con el Dépor y jugar el año que viene aquí en Segunda División.

¿Le preocupa estar a una tarjeta de cumplir ciclo de amarillas?

No he pensado nada, pero lo tengo en la cabeza. Si me sacasen la quinta con Unionistas, no jugaría el primer partido del play off.

¿Le echa un vistazo al otro grupo buscando rival o es una locura?

No lo miro todos los días, pero cuando acaba la jornada, sí. Hay muchísimos equipos y hasta la última jornada no se va a aclarar nada.

Si algo se demostró es que, para bien o mal, casi todo depende de cómo esté el Dépor. ¿Lo comparte?

Hay que tener respeto a los rivales, pero estoy seguro de que si preguntas en el otro grupo, nadie quiere al Dépor. Hay que jugar a lo que nos ha hecho ganar e intentar meter goles e ir a por el partido desde el principio y no dejarles ni pensar.

¿Cómo vio este año la reacción del vestuario en las malas?

Hubo un momento difícil, que fueron esas tres derrotas, una de ellas ante el Racing, donde al equipo parecía que se le había olvidado jugar. Supimos gestionarlas. Estaba todo en la cabeza, lo hemos superado. Estamos centrados en el play off. Estamos volviendo a ser el equipo del principio que hacía a todos sus rivales malos, porque hacíamos muchas cosas bien. Ese Dépor está volviendo.

¿Ha recurrido usted o el equipo a ayuda psicológica?

No. El grupo no y yo tampoco, pero porque no lo necesito. Si en algún momento veo que la situación me supera, buscaré. Lo más importante en un futbolista es la confianza en uno mismo y la cabeza, estar bien de cabeza. Después lo demás... Aquí somos muy buenos, tenemos las cualidades y solo hace falta confianza y que la cabeza que esté bien.

¿Cómo ve a Noel?

Bien, entrenando bien. Como siempre con nosotros, ni triste ni mal. Está alegre, hace goles en los entrenamientos. Ahora está jugando menos. Hay que tener paciencia, es joven y le queda muchísima carrera. Luego la decisión que tome ya es personal. No veo cambios.

Porque no sobra nadie...

Más Noel que es el tercer máximo goleador. En un tramo de la temporada fue importante y lo sigue siendo. Tiene que estar preparado.

Se olvida fácil que es juvenil...

¿Aún es juvenil? Fíjate lo que le queda. Yo a esa edad no estaba con los mayores. Los que llegan a Primera con esa edad son Messi y Mbappe, que tienen un don y hay muy pocos. Hay que tener paciencia con él.

Compartir el artículo

stats