Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Fútbol - Deportivo

Delanteros por descorchar al cuarto intento

Ningún punta blanquiazul marcó en los primeros tres partidos, una sequía de los arietes que el Dépor no sufría desde 2014

El delantero Gorka Santamaría, en primer término, durante la sesión de ayer en Riazor. | // VÍCTOR ECHAVE

Tres partidos, tres delanteros distintos de inicio y ninguno ha sido capaz de marcar. Una anécdota a estas alturas de temporada, pero que refleja los problemas que está teniendo el Dépor para generar ocasiones. No es que los de arriba estén fallando, es que apenas les llegan balones. Le pasó a Gorka Santamaría, el elegido para ser la referencia ofensiva en el estreno contra la Balompédica Linense. También a Kuki Zalazar, muy desasistido en la visita a Mérida. El pasado fin de semana Borja Jiménez dejó a los dos en el banquillo y optó por centrar la posición de Alberto Quiles para que jugada de delantero en vez de en la banda. Estuvo más cerca de anotar, incluso le anularon un gol por fuera de juego, pero finalmente se quedó sin estrenar su cuenta, cuando el curso pasado ya llevaba dos goles a estas alturas, los mismos que los otros delanteros, Miku y Noel. Seis entre los tres. Ahora, cero.

La última vez que el Dépor completó sus tres primeros encuentros sin tantos de sus puntas fue en 2014. Desde entonces, los arietes siempre vieron puerta en los arranques ligueros. De momento, este año los goles de los delanteros están aún por descorchar, una sequía con la que intentarán acabar hoy en Balaídos al cuarto intento.

Hace dos temporadas, la de Segunda B, el Dépor debutó con un apurado triunfo ante el Salamanca en el que Claudio Beauvue colaboró con una diana. La anterior campaña, la última en Segunda, Christian Santos ya llevaba dos a estas alturas y también Mamadou Koné había visto puerta. En la 2019-20, la del ascenso frustrado en Palma, Quique González le marcó al Extremadura en la segunda jornada y también al Tenerife en la tercera.

Andone, Adrián y Lucas

También empezaron con gol los delanteros en la última campaña en Primera División, la 2017-18, con sendos aciertos de Florin Andone y Adrián López en la tercera fecha contra la Real Sociedad. En las dos temporadas anteriores fue Lucas Pérez el punta blanquiazul que arrancó inspirado. En la 2016-17 perforó la meta del Eibar en el debut liguero y en la 2015-16 anotó ante el Valencia, en la segunda jornada, y en Vallecas, en la tercera.

Siete años después y dos categorías más abajo, el Dépor busca descorchar ese tapón goleador de sus delanteros, mientras echa mano de la aportación anotadora de futbolistas cuya principal misión no es el gol. En ese sentido, sobresale la efectividad de Mario Soriano, que ya lleva tres partiendo desde la mediapunta, la posición en la que más luce. Sus dos goles en el primer partido sirvieron para completar la remontada ante la Balona y el pasado fin de semana volvió a ser decisivo marcando ante el Pontevedra en el 87 para acabar salvando un empate. Una semana antes, en el estadio Romano José Fouto, el Dépor se llevó los tres puntos de Mérida gracias a un zapatazo desde fuera del área del lateral izquierdo Raúl Carnero.

A Gorka Santamaría, el único nueve puro que Borja Jiménez tiene a sus órdenes, le avalan los 15 tantos que celebró el curso pasado con el Badajoz, cinco menos que los 20 que hizo Alberto Quiles en su primera campaña con el Dépor, 22 contando su doblete en Copa al UCAM Murcia. Uno anotó Kuki Zalazar el año pasado en Segunda con la Ponferradina, donde formó casi siempre partiendo desde la banda. Max Svensson, todavía inédito, e Ibai Gómez, extremo aunque capacitado también para jugar de delantero, son otras opciones a disposición de Borja Jiménez para formar en punta. De momento, ninguno le acaba de convencer, porque en las tres jornadas disputadas utilizó tres distintos.

Compartir el artículo

stats