Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

DEPORTIVO

‘Mundialito’ de cinco partidos para el Dépor

Los enfrentamientos ante rivales directos hasta final de año marcarán si el equipo coruñés es capaz de engancharse al vagón de cabeza - Cano recupera a Mackay y Martínez para visitar el domingo el estadio Fernando Torres

Los futbolistas del Deportivo, en Riazor, antes de enfrentarse a la Cultural Leonesa el pasado domingo. | // VÍCTOR ECHAVE

El Deportivo mira desde lejos al liderato, a siete puntos de distancia tras el inmerecido tropiezo del pasado fin de semana ante la Cultural (2-2). “Me veo acabando el año en lo más alto”, auguró Óscar Cano 24 horas antes de recibir al equipo leonés. Todos en el vestuario, el primero el técnico, contaban con sacar adelante ese partido pero los dos puntos que volaron de Riazor complican la situación clasificatoria y obligan al Dépor a salir airoso del empinado calendario que se le avecina antes de final de año, con varios rivales directos en el horizonte, el primero el Fuenlabrada, este domingo a las 17.00 horas.

El cuadro madrileño, un recién descendido, está también muy necesitado de victorias después de encadenar dos jornadas sin ganar. Es noveno en la tabla con 17 puntos, a cinco del Dépor. Después de la visita al Fernando Torres, un duelo con connotaciones especiales por ser el primer enfrentamiento entre ambos equipos tras el paripé del 7 de agosto de 2020 en Riazor (2-1) en pleno caso Fuenlabrada, el Dépor recibirá el sábado 3 de diciembre al líder, el Córdoba, en un partido decisivo para seguir soñando con esa primera plaza.

Tres días después, el martes 6, habrá jornada entre semana, con la visita a Badajoz, para luego recibir a otro rival directo, el Racing de Ferrol, el domingo 11 en Riazor. El equipo departamental ha perdido fuelle en las últimas jornadas, encajando tres derrotas consecutivas, pero se mantiene en zona de play off con un punto más que el Dépor. Una semana después, el día 18, el conjunto de Óscar Cano cerrará 2022 con el largo desplazamiento al campo del Ceuta. Cinco rivales en el horizonte —Fuenlabrada, Córdoba, Badajoz, Racing y Ceuta— y quince puntos en juego para escalar posiciones y despedir el año lo más arriba posible, aunque no sea “en lo más alto”, como pretendía el técnico andaluz.

Para este Mundialito de cinco partidos hasta el parón invernal el entrenador blanquiazul recupera a varios lesionados. Ian Mackay, que ya entró en la lista para el encuentro de pasado fin de semana contra la Cultural, vuelve a estar disponible y podrá reaparecer, al igual que el francés Pablo Martínez. Algo más lenta va la recuperación del otro central actualmente en la enfermería, Borja Granero, quien todavía no se ha estrenado en partido oficial con el Dépor en la presente campaña. Ya realiza tareas de readaptación sobre el césped al margen del grupo pero todo apunta a que tendrá que esperar alguna semana más para recibir el alta médica. Cano también está pendiente de la evolución de Diego Villares, lesionado en los isquiotibiales en la visita de la Copa del Rey al campo sintético del Guijuelo.

El Deportivo intentará reencontrarse con el triunfo el domingo en Fuenlabrada para iniciar una nueva racha positiva después de que el pasado domingo se quedara a las puertas de enlazar por primera vez en la temporada tres victorias consecutivas en el campeonato liguero. Venía de superar al Sanse en Riazor (1-0) y al Algeciras en el Nuevo Mirador (1-2), pero ante la Cultural no pasó del empate pese a generar ocasiones de sobra como para haber dejado el partido sentenciado ya en la primera parte. Los leoneses remontaron con dos dianas el tanto de Alberto Quiles y el Deportivo sufrió para acabar rescatando un empate gracias al gol del canterano Yeremay Hernández en el minuto 86, nada más saltar al campo desde el banquillo.

Primer duelo contra el Fuenlabrada desde el ‘paripé’ de 2020

Casi dos años y medio después de la caída más dura en la historia del Deportivo, desde el fútbol profesional a las catacumbas de Segunda B, el equipo coruñés todavía trata de reparar las consecuencias de aquel desastre de 2020 consumado sobre el césped, por lo mal que los blanquiazules hicieron las cosas, pero también en los despachos de los diferentes estamentos de la justicia deportiva, sin que nadie reparara la adulteración de la competición que supuso el aplazamiento solo del Dépor-Fuenlabrada previsto inicialmente para el 20 de julio de 2020, lo que impidió que el equipo coruñés compitiera en igualdad de condiciones con sus rivales directos por la salvación al romperse el horario unificado previsto para esa última jornada del curso 2019-20 de Segunda. La pesadilla empezó ese 20 de julio, con el aplazamiento solo del encuentro de Riazor y la disputa de todos los demás partidos, cuyos resultados consumaron matemáticamente el descenso del Dépor pese a tener aún pendiente ese duelo contra el Fuenlabrada, aplazado por los siete positivos por COVID con los que viajó a A Coruña la expedición del conjunto madrileño, que luego llegaría a acumular un total de 28 infectados. El Deportivo solicitó la repetición de la jornada íntegra y comenzó el cruce de declaraciones entre su presidente, Fernando Vidal, su homólogo del Fuenlabrada, Jonathan Praena, y el máximo dirigente de LaLiga, Javier Tebas, claramente posicionado a favor del club madrileño. El juez instructor de la RFEF dio la razón al Dépor y propuso el descenso del Fuenlabrada, justo lo contrario que el juez de LaLiga, que no apreció ninguna actuación condenable. La RFEF propuso como solución un campeonato de 24 equipos la siguiente campaña, con Deportivo y Numancia, pero LaLiga se opuso rotundamente. El caso Fuenlabrada llegó al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), que el 26 de agosto estimó que las competencias para decidir eran del juez de LaLiga y no del de la RFEF. Un golpe definitivo para el Deportivo, que recibió la puntilla al día siguiente, cuando el Consejo Superior de Deportes (CSD) se entregó a Tebas al confirmar el descenso. Entremedias, la vergonzosa detención de Álex Bergantiños, que tuvo que declarar por posible amaño tras filtrarse un audio calificando de “paripé” el partido pendiente entre Dépor y Fuenlabrada, ya con el descenso matemático consumado. Esa causa promovida por LaLiga ya fue archivada en 2021, pero el futbolista presentó denuncia por detención ilegal, un procedimiento abierto, como el recurso del Dépor ante la justicia ordinaria. El paripé del 7 de agosto acabó con victoria coruñesa (2-1). Desde entonces, ambos equipos no se volvieron a enfrentar. Lo harán el domingo.

Compartir el artículo

stats