Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Kuki Zalazar no se mueve

El Deportivo cree en él y desea que siga | “Esperaba jugar más, pero el ascenso es el objetivo y ayudará como pueda. Cuentan con él y estamos abiertos a lo que surja, pero no buscamos nada”, apunta su padre

Kuki Zalazar corre hacia el portero del Córdoba en el duelo del pasado mes de diciembre en A Coruña. | // CASTELEIRO/ROLLER AGENCIA

Nada ha acabado discurriendo como Kuki Zalazar lo había proyectado en su cabeza allá por el mes de agosto cuando abandonó la Ponferradina en Segunda División para ser enrolarse en un histórico como el Deportivo en Primera Federación. Llegaba a un equipo con aspiraciones, también con presión y sin un dueño en su delantera con Svensson arrinconado y Gorka cuestionado por Borja Jiménez. Pasaron los meses, tuvo oportunidades, aunque no todas las que hubiese deseado, y ahora que se abre el mercado de invierno todo es posible, pero ninguna de las partes apuesta por romper este mes de enero ese contrato que une a ambas hasta el 30 de junio de 2024.

“El Dépor es un gran equipo y Kuki apostó fuerte por él y está claro que esperaba jugar, pero hay que ser respetuosos con las decisiones que toma el entrenador y con sus compañeros. Participa, tiene minutos, pero no todos lo que le gustaría”, contextualiza su padre, el histórico José Luis Zalazar, que ha tutelado siempre la carrera de su hijo. El equipo coruñés sigue creyendo en el futbolista que contrató el pasado verano y considera que debe permanecer en la plantilla y acabarán aflorando esas cualidades que, de momento, han permanecido ocultas. La idea en la plaza de Pontevedra es que, de entrada, no se marche, aunque luego enero puede dictar sentencia.

Las intenciones de parte del jugador son las mismas y pasan por seguir hasta de final de temporada sin cerrarse ninguna puerta. “No estamos buscando nada, estamos tranquilos. Cuentan con él y estamos abiertos si surge algo importante para nosotros y para el Deportivo, pero el objetivo único es el ascenso y él ayudará como pueda. Si es saliendo desde el banquillo, aportará así su granito de arena y ya en verano se verá. Y, además, el fútbol cambia de un día para otro y él está de maravilla en el club, en la ciudad y en el vestuario. Las situaciones personales nunca pueden estar por encima de algo tan importante como un ascenso”, reconoce el ex futbolista del Albacete de Benito Floro.

La intención de que su futuro siga ligado al Deportivo y de aportar, aunque no sea de la forma deseada, no significa que a Kuki Zalazar le agrade el rol que, de momento, tiene asignado en el proyecto blanquiazul. “Yo he sido futbolista y sé lo que él siente con la situación que vive. El entrenador hace los cambios cuando considera oportuno y faltaría más, pero entrar en los últimos diez minutos de un partido es complicado. Es una situación complicada, dura. Ojalá pudiese tener algunos partidos como titular, aunque la situación es la que es”, apunta su padre y mentor sin dejar de remarcar que, más allá de los minutos, Kuki tiene todo lo que desea en A Coruña: “Está muy adaptado a la ciudad y con el equipo”.

El mes de enero es el que dictará sentencia, pero cuando quedan unas horas para que suba el telón del mercado de transferencias las intenciones son claras por ambas partes y van en consonancia. El Deportivo y Kuki Zalazar van encaminados a darse una segunda oportunidad. Todo sea porque el estadio de Riazor, quien llegó a pitarle en alguno de los últimos partidos de 2022, acabe apreciando a ese viejo deseo de la secretaría técnica, a ese segundo delantero dinámico y con gol por el que apostó cuando se cayó la operación de Raúl Sánchez.

Gorka Santamaría protesta tras un lance en Riazor. | // CARLOS PARDELLAS

Gorka, el favorito para hacer hueco

Que Kuki Zalazar no esté de salida del Dépor no supone que el equipo coruñés no espere hacer movimientos, sobre todo, en posiciones ofensivas. Con Lucas como objetivo número uno y con la búsqueda de un delantero subrayada en rojo, Gorka Santamaría es el futbolista que tiene más opciones de marcharse, porque es el que menos cuenta para el técnico del trío de arriba y porque conserva, a pesar de su errático inicio de temporada, un gran cartel en la categoría. Esta campaña aún no se ha estrenado, pero siguen pesando en el resto de secretarías técnicas los 15 que marcó en el pasado ejercicio. Ibai Gómez ya se marchó hace más de un mes y el equipo coruñés debe dar, al menos, dos bajas más para hacer hueco a los tres fichajes que pretende, según el presidente Antonio Couceiro. La delantera, el lateral zurdo y el juego de bandas, las prioridades en la búsqueda.

Compartir el artículo

stats