El Dépor apura las gestiones para cerrar el que supondría el tercer retorno de Lucas Pérez al Deportivo. Según fuentes de la negociación, el acuerdo está muy avanzado e incluso no se descarta que cristalice en las próximas horas y se convierta en nuevo jugador blanquiazul.

La operación, a pesar de la oposición del Cádiz y de su presidente Manuel Vizcaíno, ha ido limándose y supone un gran esfuerzo de Dépor y del propio Lucas que pierde mucho dinero y baja dos categorías para volver a su casa en A Coruña.

El acuerdo del club coruñés con Lucas es total desde hace tiempo y contempla emolumentos acordes a la categoría en la que se vaya encontrando el equipo en los próximos años. Quedaba ponerse de acuerdo con el Cádiz que se resistía a perder la inversión y a dejar ir a un futbolista capital. Poco a poco se ha ido derribando su resistencia, aunque quedan los últimos flecos y la gestión pública en Cádiz de su salida. 

Su aún entrenador Sergio González Soriano lo considera imprescindible y ayer lo demostró con un gol al Almería para rescatar un empate. Intenta convencerlo para que siga, pero es consciente de la situación. "El comportamiento de Lucas es ejemplar, un jugador diferencial y no quiero que tenga ni la opción de poder irse”, dijo el entrenador del equipo andaluz al concluir el encuentro ante el Almería . “Él tiene esa sensación por su Dépor y estamos intentando convencerlo, pero el mercado está abierto para que se vaya o se quede. Para nosotros es un jugador diferencial, sería una pérdida importante”, declaró.