02 de julio de 2017
02.07.2017

Los expertos proponen armonizar el impuesto de sucesiones y que todos los herederos paguen

El comité de sabios sobre la financiación apuesta por eliminar bonificaciones y aplicar un mínimo común de tributación para evitar la actual brecha fiscal entre comunidades

02.07.2017 | 01:42
Los expertos proponen armonizar el impuesto de sucesiones y que todos los herederos paguen

La comisión de expertos que trabaja en la reforma del modelo de financiación autonómica planteará al Ministerio de Hacienda que el impuesto de sucesiones y donaciones sea armonizado para evitar la actual brecha fiscal entre comunidades.

El grupo de sabios, que deberá entregar al departamento que dirige Cristóbal Montoro un borrador de propuesta antes del próximo 10 de agosto, defienden la aplicación de un mínimo común de tributación para los herederos, de manera que las comunidades solo puedan tener la capacidad de cambiar los tipos o las deducciones en el tributo de sucesiones pero que tengan que ceñirse al tipo mínimo y máximo que fije el Gobierno central.

Esta reforma conllevaría una rebaja para una parte de los herederos, pero implicaría suprimir las bonificaciones que, como consecuencia de la competencia fiscal entre territorios, hacen ahora que en muchos de ellos los hijos y otros familiares directos no tributen en ningún caso o solo cuando la herencia supera cierto nivel.

En Galicia, tras años en la parte alta del ranking con el impuesto de sucesiones más gravoso, la reforma de la Xunta -en vigor desde el año pasado-, ha dado un vuelco al mapa fiscal autonómico. La comunidad gallega ha dejado de ser la sexta con el tributo más caro para convertirse en la más barata, ya que decidió eximir del pago a las herencias inferiores a 400.000 euros -excluida la vivienda habitual del fallecido-, lo que el 99% de los gallegos no tienen que tributar por este concepto. La principal novedad está en los efectos para los herederos mayores de 25 años, que desde enero del año pasado han dejado de tributar por cuotas inferiores a 400.000 euros. Y cuando superen este límite lo hacen solo por la diferencia a partir de ese mínimo.

Las recomendaciones del grupo de expertos sobre la reforma del impuesto de sucesiones van en la línea de las formuladas ya en 2014 por la llamada comisión Lagares, a la que Hacienda encomendó la elaboración de una propuesta de reforma fiscal en 2013. En aquel informe ya se recomendaba imponer un mínimo exento común para toda España entre 20.000 y 25.000 euros así como apostaba por establecer un tipo de gravamen entre el 4 y el 5% para las herencias entre familiares directos (cónyuges, hijos y ascendientes).

Como puede verse en el gráfico superior, en el ejemplo de un heredero que recibe 422.000 euros (incluyendo la vivienda habitual del fallecido), la tributación sería nula en Galicia, Asturias y País Vascos, y prácticamente testimonial -inferior a 600 euros- en otras cinco comunidades: Canarias, Cantabria, Cataluña, Madrid y La Rioja.

El criterio de la comisión Lagares consiste en combinar la eliminación de las citadas bonificaciones con una reducción de los tipos impositivos, que a su vez serían más bajos para los parientes más cercanos.

Ya en el informe de 2014 se planteaban una horquilla entre el 4% o el 5% para los hijos y el cónyuge y el 10% o el 11% para los familiares más lejanos o sin vínculo de parentesco.

En la actualidad, las diferencias sobre la tributación en sucesiones entre autonomías son notables, y van desde los tipos más altos que aplican en comunidades como Extremadura, Aragón, o Andalucía a otras como Madrid o Galicia, donde están prácticamente exentos los contribuyentes.

Un hijo que hereda un millón en Extremadura tiene que pagar por sucesiones más de 220.00 euros. Por esa misma herencia, un canario solo tienen que abonar 193 euros. Son estas las dos comunidades que están en los extremos opuestos del ranking fiscal cada vez que un contribuyente se enfrenta a la apertura de un testamento. Galicia se encuentra en la mitad de la tabla: 30.000 euros le acarrea a un gallego recibir un legado de un millón de euros. En Cantabria, poco más de 1.700 euros y en Madrid, algo más de 2.200 euros. Junto a Extremadura, Aragón, Andalucía y Castilla y León, son los territorios donde más habría que pagar por un legado superior al millón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia