24 de abril de 2018
24.04.2018

Una conductora triplica la tasa de alcohol cuando llevaba a su hijo menor en Vilagarcía

Alega que se tomó "unas cervezas" porque hacía "mucho calor" mientras esperaba al niño

24.04.2018 | 14:02

La Guardia Civil investiga a una mujer que dio positivo en la prueba de alcohol por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas -triplicó la tasa máxima permitida- cuando viajaba con su hijo menor en la carretera PO-549 a su paso por el municipio de Vilagarcía.


Según ha informado el Instituto Armado, le dieron el alto dentro de un punto de verificación de alcohol y drogas dinámicos realizados por patrullas integrales de motoristas de la Agrupación de Tráfico en la provincia de Pontevedra.


Los hechos sucedieron este lunes, cuando los agentes se encontraban en la carretera PO-549 a la altura de Vilagarcía de Arousa. Durante la realización de las pruebas a diferentes usuarios, interceptaron un turismo al que, tras requerirle la documentación a su conductora, pudieron comprobar que tenía la ITV caducada e iba acompañada de un menor en el asiento trasero.


Al realizar la prueba de alcoholemia, la conductora obtuvo 0,90 miligramos por litro de aire espirado en la primera y 0,87 mg/l en la segunda pasados los diez minutos reglamentarios, "superando ampliamente la tasa de 0,60 mg/l que constituye delito", destacan las mismas fuentes.
"Tomé unas cervezas"


Tras realizarle las pruebas de alcoholemia, a la conductora se le instruyeron las correspondientes diligencias por un delito contra la seguridad vial.

"Hace mucho calor"

Al informar los agentes que no podía continuar viaje conduciendo ya que su vehículo quedaba inmovilizado hasta que desaparecieran las causas, la conductora manifestó a los agentes: "Me podíais dejar continuar, no es para tanto, hace mucho calor y me tomé unas cervezas mientras esperaba que saliera el niño del colegio para refrescarme un poco".


Si bien a la hora del control, los termómetros según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) "rozaban los 30 grados", la Guardia Civil subraya que "no justifica en ningún caso tal ingesta de alcohol, ni se recomienda hacerlo si después se tiene pensado hacerse cargo de un vehículo".


Las diligencias instruidas por un delito contra la seguridad vial, han sido entregadas en el juzgado de Instrucción de guardia de Pontevedra y se pondrá en conocimiento de la Fiscalía de Menores los hechos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook