02 de septiembre de 2018
02.09.2018
La Opinión de A Coruña

Una persona contratada para una campaña de diez días gana algo más de 800 euros tras 14 horas de trabajo

02.09.2018 | 02:18

Para recoger los casi 60 millones de kilos de uva que están previstos que se recolecten en la vendimia gallega que arrancará en la segunda quincena de este mes hacen falta muchas personas. Solo la denominación de origen Rías Baixas, la más grande de todas, ya que este año tiene previsto sacar unos 36 millones de kilos, dará empleo a unas 5.000 personas.

La vendimia es un momento muy esperado no solo por los viticultores y los bodegueros, sino también por las miles de personas que aprovechan la campaña para ganar en diez días lo que muchos reciben en un mes. Aunque, eso sí, deberán trabajar más de 10 horas diarias.

Lo habitual es que las bodegas paguen alrededor de seis euros la hora a los temporeros y las jornadas son de entre ocho y nueve horas diarias. También hay personas que quieren quedarse después en bodega, por lo que la jornada se alarga entre tres y cinco horas más. Por lo tanto, un trabajador contratado para una campaña de diez días puede ganar algo más 800 euros si compatibiliza las labores de vendimia con las de bodega. Eso sí, a cambio tendrá que superar las diez horas de trabajo al día.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook