19 de noviembre de 2018
19.11.2018

El número de empleados públicos en Galicia alcanza la segunda cifra más alta desde 2013

Desde comienzos de año hay 1.600 personas más trabajando en las distintas administraciones - El balance al alza sale del incremento de 3.300 contratos fijos y la caída de 1.700 temporales

19.11.2018 | 00:32
Cientos de opositores durante exámenes convocados en Silleda.

Aumenta el número de empleados en las administraciones gallegas y este incremento es de calidad. Es la radiografía que deja la última Encuesta de Población Activa (EPA) sobre el estado de los trabajadores de los distintos organismos públicos en Galicia (Xunta, Estado, ayuntamientos, diputaciones y universidades).

Las plantillas de los organismos públicos crecieron hasta alcanzar los 190.000 efectivos, la segunda mejor cifra desde el año 2013, y este incremento es de calidad porque se reducen los que tienen contrato temporal y aumentan los que lo tienen fijo. Desde el arranque de este ejercicio hay 1.600 personas más trabajando en las distintas administraciones de la comunidad, un balance al alza que sale del incremento de 3.300 contratos fijos y del descenso de 1.700 temporales.

Tras el tijeretazo que sufrieron las plantillas del sector público en Galicia entre comienzos de 2012 y mediados de 2013 (32.000 trabajadores menos en 18 meses, el 15,6% del total), el número de trabajadores se ha recuperado desde entonces. La cifra tocó suelo a mediados de 2013 cuando se contabilizaron 172.900 (17.100 menos que ahora o el 9,8%).


Haz click para ampliar el gráfico

Pero desde principios de 2017 se ha producido el gran incremento. A finales del primer trimestre de ese año eran ya 173.900 los empleados públicos. Desde entonces, el número ha aumentado en 16.100 trabajadores, hasta los 190.000. La cifra más alta de efectivos de las distintas administraciones en Galicia se alcanzó a principios de 2012 con 204.900. Un 7,2% menos que los actuales.

Los 190.000 empleados que había en septiembre pasado es la segunda mejor cifra de los últimos cinco años. La primera son los 194.700 que había a finales del pasado mes de junio.

Y este incremento en las plantillas es de calidad. De los 190.000 empleados que tienen las distintas administraciones públicas, el 76,2% (144.800) son fijos y el 23,8% (45.200), eventuales. ¿Son buenas estas cifras? Si se comparan con el resto de comunidades lo son. Solo Madrid y Andalucía presentan un porcentaje mayor de fijos: 81,3% la primera y 76,4% la segunda.

Pero no siempre ha sido así en el caso gallego. Ha mejorado en los últimos ejercicios. Por ejemplo, hace un año, el empleo temporal en las administraciones gallegas alcanzó la mayor cifra desde 2011. Entonces, de los 185.400 trabajadores públicos, 140.000 (el 75%) tenían contrato fijo, mientras que 45.400 (el 25%) eran temporales.

Por una parte, los 140.000 fijos suponían la cuarta cifra más baja desde que hay datos (año 2002). Solo les superaban los 134.100 de finales de 2016; los 135.100 del primer trimestre de 2017 y los 135.700 del segundo de 2017. Es decir, las cuatro cifras más bajas de empleados públicos con contrato fijo se contabilizaban en el último año.

Y por otra parte, los 45.400 trabajadores eventuales suponían el número más elevado desde hacía seis años. La última vez que las administraciones gallegas tuvieron una cifra tan abultada de empleados sin contrato fijo fue a finales de septiembre de 2011. Esta situación ha cambiado desde el arranque de este año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook