05 de febrero de 2019
05.02.2019
La Opinión de A Coruña

Los funcionarios urgen otro refuerzo de dos meses para aliviar los juzgados tras la huelga

La Xunta está a la espera de los datos del Consejo General del Poder Judicial del último trimestre de 2018 para evaluar si pone en marcha un nuevo plan de recuperación

05.02.2019 | 00:53
Carteles que anunciaban los días de huelga en la Justicia gallega.

El jueves se cumple un año del inicio de la huelga de Xustiza que durante 114 días paralizó los juzgados de la comunidad y que afectó a 17.000 actos jurisdiccionales, en su gran mayoría juicios, según reconoció al final del conflicto el presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), Miguel Ángel Cadenas.

Para intentar desatascar los juzgados se puso en marcha un plan de recuperación del trabajo después del verano que finalizó el pasado 31 de diciembre. A pesar de que casi la mitad de los 2.700 trabajadores de la Administración de Justicia hicieron horas extras para aligerar los tribunales, los funcionarios reconocen que tras "el colapso brutal" que se produjo por los más de tres meses de paro "no se ha recuperado del todo" y "no se está al día". De ahí, que reclamen un segundo plan de, al menos, dos meses para volver a los niveles anteriores a la huelga.

Vicepresidencia de la Xunta, de quien dependen las competencias en materia de Xustiza, está a la espera de los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) del cierre de 2018 para evaluar si es necesario un nuevo plan de recuperación o no. El CGPJ no hará público el informe hasta marzo. En el balance del tercer trimestre, el Poder Judicial destacó que la huelga había agravado el colapso judicial al disparar casi un 30% los asuntos sin resolver y que los tribunales gallegos eran los segundos más congestionados del país.

El primer plan de recuperación contó con la participación de 1.300 trabajadores de los 2.750 que componen la Administración de Justicia en Galicia. Todos ellos trabajaron, tras el verano, 20 horas de más durante un mes o dos, dependiendo de dónde realizaban su labor habitual. Los órganos judiciales que tuvieron el refuerzo de un mes fueron los juzgados de Primera Instancia, Social, Penal, Instrucción, Audiencias Provinciales y juzgados de las localidades más pequeñas.

Por su parte, en los que el plan de recuperación se alargó a los dos meses fueron el Instituto de Medicina Legal, los juzgados de Familia y Violencia y los registros civiles de A Coruña y Vigo. Pese a ello, los trabajadores urgen un nuevo plan para recuperar el trabajo que aún queda acumulado porque el refuerzo no ha aligerado toda la carga. "Los órganos en los que los refuerzos fueron de un mes aún siguen colapsados", afirman. Por eso, consideran que es necesario activar un nuevo plan de, al menos, dos meses, y una vez que finalice comprobar qué órganos están al día y cuáles necesitan otro refuerzo.

Además del conflicto de los trabajadores de la Administración de Justicia, también sigue activo el de los jueces que rechazan reforzar los juzgados para paliar los efectos de la huelga. Vicepresidencia de la Xunta explica que esta disputa es competencia del Ministerio de Justicia. La Xunta, afirma, ha reclamado que se involucren en el plan para agilizar la puesta al día de los asuntos, pero no tiene contestación del ministerio.

La idea, siempre que el Ministerio de Justicia aporte la dotación económica necesaria, es que los jueces y magistrados hagan horas de más en su propia sala o bien, sin dejar su tribunal, refuercen además otro que esté más atascado. Todo ello de forma voluntaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook