07 de abril de 2019
07.04.2019
La Opinión de A Coruña

El Parlamento rinde homenaje a la emigración y pide incentivar el retorno

Feijóo compara la diáspora con "un imperio pacífico y amable sin emperador"

06.04.2019 | 19:29
Los galardonados con las Medallas del Parlamento, con Feijóo y Santalices en el centro

El Parlamento rindió ayer homenaje a la emigración con la entrega de sus Medallas 2019 a catorce centros gallegos en el exterior a quienes reconoció por la "deuda impagable" de Galicia con la diáspora. El presidente de la Cámara autonómica, Miguel Santalices, abogó por fomentar el retorno de los descendientes de gallegos e instó a los poderes públicos a "trabajar para que emigrar sea una opción voluntaria y no una obligación ineludible". El jefe del Ejecutivo gallego, Alberto Núñez Feijóo, que acudió al acto de entrega de las Medallas en O Hórreo, aseguró que la emigración gallega "fue la primera globalización" y la comparó con "un imperio pacífico y amable, en el que tampoco se pone el sol pero en el que no hay emperador, súbdito ni colonias".

A la entrega de las Medallas asistieron autoridades como el delegado del Gobierno, Javier Losada, el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, expresidentes del Parlamento y conselleiros, así como los cónsules de Argentina, Cuba, Alemania y Venezuela. En su intervención, Feijóo hizo un alegato a favor de las democracias representativas y alertó contra quienes "se apresuran a cerrar" parlamentos o a "sustituirlos cuando tienen poder suficiente". "Los grandes cambios que experimenta Galicia en las últimas décadas no se explican sin el binomio de la emigración y la democracia", destacó .

El presidente del Parlamento, por su parte, recordó la "epopeya" que fue la emigración gallega, con cerca de dos millones de emigrantes. "Ni una sola familia gallega se libró de la emigración porque afectó a todas las clases sociales aunque su incidencia fue inversamente proporcional al nivel de renta", señaló Santalices, quien defendió la inmigración, pero siempre que sea "ordenada, respetuosa con la ley e integrada en las sociedades de acogida".

Las Medallas se entregaron a las comunidades gallegas en España (con representación de la de Cataluña, Salamanca, Sestao y Sevilla); en Europa, África y Asia „representadas por Lisboa, Cuxhaven (Alemania), Londres (Reino Unido) y Zürich (Suiza)„,y en América y Oceanía „con presencia de Estados Unidos, Uruguay, Argentina y Cuba„. También recibieron la Medalla la Casa de Galicia de Montevideo, Alberto Walter Iglesias, que ensalzó que el "gallego representa fuerza, generosidad, compromiso".María Rosa Sotelo, de Cuxhaven, recordó la "morriña" que sintieron quienes se marcharon y Beatriz Carballo, de la Asociación Civil Hijos del Ayuntamiento de Zas (Argentina), pidió que "la emigración forme parte de la educación en Galicia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook