08 de junio de 2019
08.06.2019

La UE concede a cuatro soldados de la Brilat su mayor distinción por repeler un atentado

Los miembros de la brigada evitaron una masacre en Mali ante un ataque || Impidieron la detonación de un coche bomba

07.06.2019 | 23:25

Cuatro soldados de la brigada Brilat Galicia VII, con base en Pontevedra, recibirán la máxima condecoración militar de la Unión Europea, que pretende reconocer así su actuación en la defensa de un centro de adiestramiento de Mali el pasado mes de febrero ante un ataque terrorista que causó la muerte de dos personas y heridas a otras tres. Los integrantes del cuerpo español lograron evitar una masacre al frenar el vehículo que servía de ariete para la entrada de un coche bomba al recinto, que finalmente explotó fuera de la base.

El general jefe de la Brilat, Antonio Romero, anunció ayer la concesión de esas distinciones durante los actos de celebración en Pontevedra del 53º aniversario de la creación de la unidad. "Fue el momento más complicado", aseguró sobre la misión en el país africano, una de las dos desarrolladas el año pasado junto a la de Líbano. "Reaccionaron de maravilla y se van a llevar unas condecoraciones importantes", añadió sobre los galardones, que definió como "la máxima condecoración que tiene la Unión Europea para misiones de paz".

Los hechos tuvieron lugar el pasado 23 de febrero en el centro de adiestramiento de Kuolikoro de Mali, a 50 kilómetros de Bamako, capital del país. Allí la Brilat realizaba tareas de colaboración con el ejército del país en su lucha contra el yihadismo y contaba con alrededor de 150 miembros en las instalaciones. Al filo de las tres de la madrugada, se produjeron dos ataques consecutivos: uno mediante un coche bomba y otro con las armas de asalto que portaban varios terroristas que bajaron de una furgoneta a las puertas del recinto, que hasta entonces no había sido víctima de ningún atentado. El ataque mediante coche bomba estaba planificado con dos vehículos. El primero pretendía ejercer de ariete para facilitar el paso al centro de adiestramiento al segundo, que detonaría sus explosivos en el internos.

Los militares de la Brilat se encontraban de guardia esa noche y respondieron al ataque junto a soldados malienses. Sus disparos lograron frenar el avance del vehículo ariete, lo que provocó que el terrorista suicida que conducía el coche detonase allí mismo un chaleco explosivo que portaba, sin llegar a penetrar en el campamento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook