25 de octubre de 2019
25.10.2019
La Opinión de A Coruña

Feijóo denuncia que el AVE entre Galicia y Madrid se retrasará hasta el año 2021

En un informe, sostiene que las demoras oscilan entre los nueve meses y un año

24.10.2019 | 21:02
Alberto Núñez Feijóo.

El AVE entre Galicia y Madrid no estará operativo antes de 2021. Esta es la conclusión, "lamentable", que saca la Xunta tras someter a análisis en el Consello un nuevo informe de seguimiento de las obras del tren de alta velocidad. "No podemos concretar cuándo estarán finalizadas, no me atrevo, pero los gallegos no podrán viajar en 2020 en AVE a Madrid. Y el grado de preocupación de que tampoco se pueda hacer en 2021 es muy alto", aseguró el presidente, Alberto Núñez Feijóo, al término de la reunión semanal de su Ejecutivo.

El resultado de este informe, el tercero, lo ha dado a conocer cuando faltan poco más de dos semanas para la celebración de las elecciones generales, lo que supone que los distintos partidos afilen los cuchillos para meterse de lleno en la contienda electoral. El análisis, que será remitido al Parlamento, lo ha realizado la Consellería de Infraestruturas, que al no tener funcionarios especializados en materia ferroviaria ha basado sus conclusiones en la "experiencia de once años siguiendo las obras de la alta velocidad", según contó Feijóo, quien alberga el deseo de que Adif pueda convencer a la Xunta de que se equivoca, si bien destacó que "ninguno de los informes técnicos" de seguimiento presentados por la Administración autonómica hasta ahora resultaron "errados".

Preguntado el Ministerio de Fomento por el informe de la Xunta, no dio respuesta alguna. Sí habló el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, quien afirmó que "casi el 95%" de las obras está completado y calificó como "muy grave" la postura del Ejecutivo gallego. Añadió que Gobierno central ha ejecutado las obras "conforme a los compromisos adquiridos" y que "en este último año ha desbloqueado todo lo que encontró paralizado, ralentizado y sin presupuestar".

El presidente de la Xunta denunció la "opacidad" del Gobierno central para informar de la evolución del ritmo de ejecución del AVE, por lo que la Xunta tiene que hacerlo por "transparencia" y para no ser "cómplice" de la ocultación de plazos. "Es bastante doloroso", censuró.

El último calendario oficial establece que este año tendría que entrar en funcionamiento el recorrido entre Zamora y Pedralba de la Pradería y que se deberían acabar las obras del tramo entre Pedralba y Ourense para acto seguido iniciar la fase de pruebas y a lo largo de 2020 emprender su explotación comercial y poder viajar a Madrid en tren de alta velocidad. "Pero no se va a cumplir ni un solo plazo", se quejó.

Según el informe de la Xunta, el tramo de Zamora „cuyas pruebas de seguridad empezaron en junio„ acumula un retraso de "entre nueve meses y un año", por lo que "no entrará en servicio hasta bien entrado en 2020".

En cuanto al trazado entre Pedralba y Ourense, la demora es de "varios trimestres" solo en la ejecución de obras, sin contar el tiempo necesario posterior para superar las pruebas de seguridad, por lo que a juicio de la Xunta es "imposible" que se pueda cumplir el plazo previsto de que el próximo año estuvieran plenamente operativo el AVE entre Galicia y Madrid.

El Ejecutivo gallego sostiene que su informe acredita la práctica finalización de las obras de la estructura entre Pedralba y Ourense, aunque persiste la incertidumbre sobre las bases de montaje y los suministros y aprecia "un notable retraso en los trabajos de seguridad de los túneles y en el montaje de las vías". Esto lleva a la Xunta a pensar que en 2020 no estará operativo este tramo.

El último retraso reconocido oficialmente fue asumido por el Gobierno de Mariano Rajoy, al admitir la parálisis en 14 tramos por la situación de bloqueo institucional. Ahí fue cuando se dio el año 2020 como fecha para la entrada en servicio de la línea. Ese calendario fue asumido como propio, posteriormente, por el Gobierno de Pedro Sánchez y el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, en 2018. Desde entonces hubo elecciones en abril de este año, sin que se llegara a formalizar elección de presidente ni aprobar los presupuestos, por lo que se está funcionando con los prorrogados de 2018.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook