14 de junio de 2020
14.06.2020
La Opinión de A Coruña

Muere Juan Luis Pía, el juez coruñés que se consagró al caso Prestige

Su capilla ardiente está instalada en el tanatorio Servisa de A Coruña y el entierro será en Santa María de Ortigueira

14.06.2020 | 10:05
Muere Juan Luis Pía, el juez coruñés que se consagró al caso Prestige

El magistrado de la sala de lo civil y penal del Tribunal Superior de Justicia de Galicia Juan Luis Pía (A Coruña, 1952), que se ocupó del juicio del Prestige y antes del caso de otro petrolero, el Aegean Sea, que encalló en la Torre de Hércules, ha fallecido, han informado a Efe fuentes judiciales.

Pía acaparó todas las miradas y flashes el 13 de noviembre de 2013 cuando leyó la sentencia que exculpó de un delito penal al capitán Apostolos Mangouras, al jefe de máquinas Nikolaos Argyropoulos y al exdirector general de la Marina Mercante José Luis López Sors. Eran tres de los acusados por la marea negra provocada por un barco griego en 2002, con Muxía, en Costa da Morte, como la zona cero.

En la fundamentación, expuso que técnicamente no podían probarse los delitos contra el medio ambiente, razón por la que Mangouras por ejemplo únicamente quedaba condenado a nueve meses de prisión por un delito de desobediencia grave. El fallo fue enmendado posteriormente en casación por el Tribunal Supremo, con una pena para el capitán de dos años de cárcel y con la puerta abierta para una importante compensación económica.

Pía, que ingresó en la carrera judicial a la temprana edad de 23 años y al que todos aquellos que lo conocían definen como un buen encajador, aceptó bien el correctivo del resultado de un juicio que llegó tras una larga década de investigaciones y se prolongó durante muchísimos meses.

Su capilla ardiente está instalada en el tanatorio Servisa de A Coruña y el entierro será en Santa María de Ortigueira, una villa en la que tenía orígenes familiares y que amaba. Llegó a ser incluso pregonero de sus fiestas en una ocasión.

Pía, que estaba enfermo, deja esposa, dos hijos y un hondo pesar entre sus compañeros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook