El futuro de La Soleada, en el aire: el Superior ordena ejecutar el fallo que anuló la licencia de esta urbanización

El Alto Tribunal da la razón a la Axencia de Legalidade Urbanística y rechaza los recursos del Concello y los propietarios | Sada tramitará un cambio en el PXOM con la alternativa “menos lesiva”

Viviendas de la urbanización La Soleada, en Meirás, en Sada. |   // JUAN VARELA.

Viviendas de la urbanización La Soleada, en Meirás, en Sada. | // JUAN VARELA. / Antares Pérez

Nuevo varapalo al Concello de Sada por su gestión urbanística en los años del ladrillazo. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia ha rechazado el recurso del Ayuntamiento y los propietarios de la urbanización La Soleada contra el auto que da la razón a la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística (APLU) y ordena ejecutar la sentencia que anuló las licencia de 2005 para construir este complejo residencial de Meirás con 24 viviendas. El fallo no es firme y puede recurrirse todavía en casación.

Como ya informó este diario, la APLU, instó la ejecución del fallo, que adquirió firmeza en 2012, el pasado 23 de diciembre de 2020, solo cinco días antes de que finalizase el plazo de cinco años que fija la Justicia. No fue una demanda aislada. Según ha podido saber este diario, durante esos días la APLU, en calidad de organismo demandante, presentó en los juzgados otros escritos para instar a ejecutar sentencias que le daban la razón en otros procesos urbanísticos en Galicia y evitar así su prescripción. No lo hizo el BNG de Sada, que también recurrió la licencia en 2005 pero que desistió de pedir su ejecución en los juzgados.

El Concello de Sada y los propietarios de las viviendas apelaron sin éxito a la supuesta prescripción de esta acción ejecutiva y a la pérdida de competencia de la APLU para promover este incidente de ejecución por la nueva clasificación de los terrenos de la urbanización, que el plan general aprobado en 2017 cataloga como suelo de núcleo rural común, incluye en un área de actuación integral y remite a un plan especial para que las viviendas que resulten compatibles podrían obtener la legalización.

El Alto Tribunal refrenda un auto del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de A Coruña que dio la razón a la APLU. Los jueces concluyen que la solicitud de la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística se presentó en plazo y que este organismo está legitimado para hacerlo, con independencia de la nueva clasificación de los terrenos, dado que fue parte demandante en el procedimiento.

El futuro de esta urbanización de Meirás está en el aire. Los jueces recalcan que el auto no se pronuncia sobre las medidas concretas que deben adoptarse para ejecutar la sentencia y que será en el marco del proceso de ejecución donde el Concello de Sada podrá plantear las actuaciones que considere oportunos.

A consulta de este diario, el alcalde, Benito Portela, explicó que el Concello presentará una modificación puntual del plan general para ejecutar el fallo “de la forma menos lesiva”. La APLU avanzó también su intención de “colaborar con el Concello de Sada” para alcanzar una “solución conforme a la legislación vigente” que “evite el derribo” de esta urbanización de 24 viviendas, casi todas ellas ocupadas.

La reactivación del proceso judicial ha despertado inquietud entre los propietarios, que se declaran “compradores de buena fe” y expresan su temor ante el posible derribo de, al menos, parte de las casas del ámbito.

Otros frentes urbanísticos

La Soleada es solo uno de los frentes urbanísticos que tiene abiertos el Concello por la gestión urbanística durante los años 2004 y 2005, durante el mandato de Ramón Rodríguez Ares, que llevaron a la Xunta a suspender el planeamiento en 2005. El Concello se enfrenta también a una reclamación millonaria por la orden de derribo de los edificios de O Fiunchedo y Sada y Contornos, con 58 viviendas en total, que intenta legalizar in extremis.

Suscríbete para seguir leyendo