Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Vecinos de Acea de Ama reciben facturas de gas de hasta 3.742 euros por un solo día

Apuntan a un fallo en la lectura de contadores o el envío de datos y critican mala atención de la empresa | Gas Natural promete revisar “todos los casos” solucionarlos “lo antes posible”

3

Vecinos de Acea de Ama reciben facturas de gas de hasta 3.742 euros por un solo día Víctor Echave

Vecinos de Acea de Ama han recibido este mes una desagradable sorpresa en sus facturas del gas propano. En recibos correspondientes a los consumos de un día, del 10 al 11 de febrero de este año, en una especie de ajuste y puesta a punto por un cambio de suministradora, residentes en el paseo de Tierno Galván han registrado cargos de hasta 3.742,38 euros, como en el caso de Rita Rodríguez, el más elevado que conocen en la Asociación de Vecinos Río Trabe. “Hay al menos una veintena de afectados. Y habrá casos que no conocemos”, asegura su presidente, Óscar Veiga. Los vecinos achacan los “desorbitados” importes a errores en la lectura de los contadores o en el envío y registro de los datos y aseguran comprender “un error humano”, pero se muestran críticos con la mala atención y la falta de respuestas y soluciones que, aseguran, han encontrado por parte de la empresa suministradora, ahora Gas Natural Redes GLP, tras transferirle la instalación de estas viviendas la anterior empresa, Nedgia —ambas pertenecen el Grupo Naturgy—. El grupo energético asegura que ha recibido las reclamaciones y garantiza que revisará “toda la calle y todos los casos” para solucionar la situación “lo antes posible”, respondió este sábado a consulta de este diario.

“Hay gente mayor y otra que no sabe o no tiene tiempo para intentar reclamar”, advierte otra afectada, Mónica Guerreiro, quien el día 1, cuando recibió la factura, avisó del error a la empresa, que de todos modos le hizo el cargo a cuenta el día 13, asegura. “Yo entiendo el error humano, pero les avisé, tuvieron tiempo y lo cobraron igual”, critica la vecina, cuyo recibo fue de 491,67 euros. Similar fue la situación de Rita Rodríguez, quien advirtió de un error a la empresa antes del cargo en cuenta y a quien el agente le aseguró que se solucionaría el error y se corregiría el recibo para cobrarles el importe correcto, relatan ella y su marido. Pero el 13 de abril les pasaron 3.742,38 euros. Entre sus vecinos, se cargaron recibos por 2.007,31 euros, 1.580,63 euros o 1.158,09 euros. Estos importes responden a volúmenes “imposibles de consumir por una vivienda en un día”, explica otro vecino afectado, Fernando Balseiro. A este residente en el barrio le imputaron un consumo de 500 metros cúbicos en un día, cuando “eso lo gasta un el edificio entero en un mes”, sostiene. Un consumo normal en esas viviendas sería de unos 4 o 5 metros cúbicos en los dos meses que abarca cada factura, señalan.

Los vecinos coinciden en dirigir sus críticas a la falta de respuesta y soluciones por parte de la empresa. Aseguran que los agentes que atendieron las reclamaciones telefónicas se limitaron a aconsejarles que devolvieran las facturas, sin más garantías de que se revisaría el error; que “llegaron a amenazar a algunos con cortarles el gas”, afirma Veiga, y que ofrecieron una dirección de correo electrónico de la que llegan los mensajes devueltos, asegura Balseiro.

La compañía energética afirmó este sábado que la gerencia ya tiene conocimiento de estas reclamaciones. Garantiza que este mismo lunes se dispondrá a revisar todos los casos de la calle para solucionar el problema.

Compartir el artículo

stats