Kiosco

La Opinión de A Coruña

El proyecto para duplicar el polígono de Os Capelos en Carral supera otro trámite

La Xunta formula el documento de alcance para la evaluación ambiental del plan que reclasificará un sector de 21,5 hectáreas y pasará de suelo residencial a industrial

Delimitación del sector junto al actual polígono de Os Capelos

La modificación puntual de las normas subsidiarias de planeamiento del Concello de Carral en el ámbito del polígono de Os Capelos supera un nuevo trámite ambiental de la Xunta. La Consellería de Medio Ambiente ya ha formulado el documento de alcance que permite realizar el estudio ambiental estratégico necesario para la evaluación ambiental estratégica ordinaria de una iniciativa que promueven conjuntamente el Ayuntamiento y la Sepes (la entidad pública empresarial de suelo del Estado) con el objetivo de ampliar este polígono ante la demanda de suelo industrial detectada.

Esta modificación del planeamiento supone convertir 21,5 hectáreas de suelo residencial en suelo industrial, pasando de suelo apto para urbanizar a suelo urbano no consolidado, recalificando y reclasificando y aumentando la edificabilidad respecto al plan parcial de los 0,16 metros cuadrados por metro cuadrado de edificabilidad total a los 0,42.

Los promotores de la iniciativa destacan que “el suelo empresarial en Carral está agotado” y con este proyecto se duplicará el actual parque empresarial, duplicando su superficie, y se podrán poner a la venta parcelas que están urbanizadas y vacías desde hace más de quince años.

Destacan por lo tanto los beneficios a nivel económico y de generación de empleo que se producirían con esta modificación normativa. Precisan que la orografía del terreno, con una elevada pendiente, lo hace más idóneo para uso residencial que industrial, pero alegan que hay más demanda de esta última actividad y además es más acorde con lo ya ejecutado, al estar al lado del actual polígono.

La Xunta, en el documento de alcance que ha formulado, reclama a los promotores que en la elaboración del estudio ambiental estratégico que realicen estimaciones del caudal de aguas residuales que se generarán y precisen la red de abastecimiento de agua y la gestión de las aguas pluviales (es necesario garantizar estos servicios básicos para poder desarrollar este sector).

Solicitan también incorporar un estudio del paisaje con un análisis específico de la visibilidad desde el Camiño Inglés, que pasa a medio kilómetro del ámbito, así como una evaluación de los impactos de los movimientos de tierras en las riberas de los ríos existentes en la zona (Brexa y Cambelo).

Concello y Sepes apuestan por una alternativa de desarrollo de este sector que implica eliminar todas las calles previstas inicialmente, salvo dos avenidas principales, reubicar la zona verde y desplazar el suelo comercial al borde de la carretera Nacional 550 para “aumentar su visibilidad y accesibilidad”. Se diseñan parcelas de distintos tamaños, desde los 1.200 a los 6.000 metros cuadrados, con un fondo tipo de 70 metros.

Treinta años del acuerdo para este desarrollo

El Concello y la Sepes firmaron un convenio en 1992 para desarrollar una “actuación mixta”, con suelo industrial y residencial, en terrenos anexos al actual polígono de Os Capelos. La Sepes posee tres parcelas, en total 78.280 metros cuadrados, y el resto es propiedad del Ayuntamiento. El plan parcial para ejecutar el convenio se aprobó en 1994 y en 1998 se aprobó el proyecto de urbanización. En el año 2002 la Sepes anunciaba que ya tenía vendido el 95% del parque industrial anexo, (40 de 50 parcelas totales) donde había vendido solares a 72 euros el metro cuadrado. En ese año además se modificó el plan para corregir el número de viviendas previstas, hasta 328 casas unifamiliares de promoción pública. Esta modificación de las normas subsidiarias de Carral del año 1994 eliminará esta previsión de viviendas al pasar todo el suelo residencial a industrial.

En este ámbito inicialmente se incluyeron parcelas residenciales pero también un suelo para hotel, equipamiento comercial y social, una guardería, un colegio “de EGB”, espacios verdes, paseos peatonales, viales. Hoy en día solo existen las parcelas vacías, los viales y el campo de fútbol Borja Rodríguez Ans, construido en parte de suelo docente (donde iba el colegio de EGB) y en parte de la parcela deportiva. El terreno donde iba la guardería está también vacante.

Compartir el artículo

stats