Kiosco

La Opinión de A Coruña

Bajón en la demanda de vivienda protegida: cae casi un 18% en el último año en la comarca

Solo hay aumentos en la modalidad de alquiler en Betanzos, A Coruña, Sada y Abegondo, y en las promociones privadas | Sube el interés por residir en los cascos históricos

Rúa da Cerca en Betanzos. A la derecha, viviendas rehabilitadas por la Xunta para alquilar. | // L.O.

En agosto de 2021 había 4.649 personas en la provincia de A Coruña inscritas en el Rexistro Único de Demandantes de vivienda de protección de la Xunta. Un año después, agosto de 2022, la cifra ha bajado a los 4.035, en total 614 inscritos menos, un 13,2% de reducción. En la comarca coruñesa esta disminución aún ha sido mayor, un 17,8% de caída al pasar de los 2.766 a los 2.272 actuales (494 personas menos).

La disminución en el interés por la vivienda de protección oficial de promoción pública es prácticamente generalizada (quizá porque apenas se construye). Las excepciones son Abegondo, Betanzos y Sada. En el concello abegondés en agosto de 2021 había solo un inscrito en este registro y ahora son tres, todos en la modalidad de promoción pública. En Betanzos pasaron de 14 personas anotadas en el registro a 27, casi el doble. En Sada se pasaron de 9 a 12 demandantes. En este municipio aumentó la demanda de compra, de 1 a 3 inscritos; y el alquiler con opción a compra, de 2 a 4.

Un dato singular es que estos tres concellos, añadiendo también A Coruña, son los únicos del área metropolitana donde se registra una subida de un tipo concreto de modalidad: la vivienda de alquiler. Betanzos contó con un alza en el interés por la vivienda de alquiler que le supuso pasar de 9 a 17 personas inscritas, casi el doble. En alquiler con opción a compra también duplicó, de 4 a 9. En el casco histórico también se reprodujo esta tendencia, pasando de los 15 a los 19 anotados en demanda de alquiler. En el casco viejo brigantino es donde la Xunta desde hace años compra edificios para rehabilitarlos y poner pisos en alquiler dentro de la modalidad de promoción pública.

En la ciudad herculina el número de demandantes de vivienda de promoción pública sufrió un fuerte descenso en el último año pero con una excepción: el interés por el casco histórico. El año pasado había 8 inscritos para el alquiler en esta zona y ahora son 17, más del doble. En alquiler con opción de compra también se pasó de ocho a diez.

La otra modalidad donde se registró subida en A Coruña fue en la compra de vivienda de promoción privada de régimen general, pasando de 98 a 107 inscritos.

La situación es al revés en municipios como Cambre, donde hubo un bajón en la demanda de vivienda de promoción oficial y también en el alquiler. Cambre, al igual que Culleredo, registró un incremento en el interés por la vivienda de promoción privada. En Oleiros el bajón por la vivienda de protección fue generalizada menos en la compra en núcleo rural.

Compartir el artículo

stats