19 de octubre de 2011
19.10.2011

El 'Alakrana', con 8 gallegos a bordo, repele un nuevo ataque pirata a 250 millas de Somalia

Entre los 40 tripulantes del atunero están algunos de los que ya sufrieron el secuestro de 47 días en 2009. "Se han pasado muchos nervios y estamos muy cansados", asegura el capitán del barco

19.10.2011 | 02:00
El atunero vasco ´Alakrana´, amarrado en Seychelles en 2009 tras ser liberado por los piratas. / kote rodrigo

El de ayer fue un día muy largo y tenso a bordo del atunero vasco Alakrana, que volvió a sentir muy cerca la amenaza de los piratas del Índico cuando aún trata de olvidar el secuestro de 47 días que padeció a finales de 2009 y del que fueron víctimas sus 36 tripulantes, 16 de ellos españoles, entre los que había ocho gallegos. Ayer por la mañana, sobre las diez y media, cuando el pesquero con base en Bermeo faenaba a entre 250 y 300 millas al norte de la costa de Somalia, según la patronal del sector, dos esquifes -lanchas de piratas- le persiguieron durante hora y media para intentar su abordaje y secuestro.

En esta ocasión, sin embargo, los agentes de seguridad privada y armada que viajan a bordo del pesquero -en un dispositivo de seguridad aprobado, precisamente, tras el secuestro del año 2009- evitaron que los piratas consiguiesen su propósito. La tripulación cumplió el protocolo de seguridad -los marineros se refugiaron en las zonas del buque señaladas para estas ocasiones- mientras los agentes armados consiguieron con varias ráfagas de disparos disuasorios abortar el ataque. Los asaltantes, después de una persecución de unas cuatro o cinco millas, decidieron abortar la operación y el atunero pudo escapar, según el relato que ofreció el patrón vasco del buque, Joseba Hoyos, a la Televisión de Galicia.

Entre los 40 tripulantes -ocho de ellos gallegos-, contando a los vigilantes armados que lleva en esta marea el atunero, según señaló a este diario el propio capitán, se encuentran algunos de los que vivieron los 47 días que duró el dramático secuestro de hace dos años.

"Pasaron muchos nervios, claro, pero no me gustaría hablar mucho más de ello y creo que será comprensible", indicó el actual capitán del atunero, que ayer por la tarde reconocía que "estamos todos muy cansados" y navegando en busca de una zona segura. Todos están bien y a salvo y tras el ataque llamaron inmediatamente a sus familias para tranquilizarlas y confirmarles que se encontraban a salvo.

El ataque de ayer se produjo en la misma zona en la que este fin de semana se notificaron otros dos intentos de abordaje a buques de pabellón francés. Según aseguró a este periódico Juan Pablo Rodríguez-Sahagún, el responsable de Anabac, una de las dos organizaciones patronales que agrupan a la flota que faena en el Índico, "es posible" que los piratas que ayer atacaron al Alakrana sean "los mismos" que lo habían intentado con los barcos franceses en los días previos. "Eso significa que algo no está bien", lamentó el representante de los armadores.

Rodríguez-Sahagún indicó que el operativo de seguridad desplegado en la zona tal vez necesite alguna mejora. "Atalanta está para lo que está, haciendo protección a los barcos del programa de alimentos... es una zona muy amplia; no sé, pero parece que algo hay que mejorar", señaló al tiempo que apuntó que "a lo mejor es que los medios no son suficientes para un problema que ya está enquistado".

El portavoz de Anabac también señaló que una acción como la de ayer "era previsible" tratándose se una época en que el fin del monzón propicia la salida al mar de las embarcaciones piratas y ya se tenían indicios de "bastante actividad -pirata- en la zona".

La secretaria general del Mar del Ministerio de Medio Marino, Alicia Villauriz, recordó ayer que actualmente se está trabajando en una "comisión técnica bilateral", entre Seychelles y España, para "estudiar los detalles concretos" de la incorporación de armas de mayor calibre a bordo de los buques pesqueros, con el objetivo de defenderse ante las acciones de piratería.

Villauriz explicó que este trabajo se está desarrollando "desde la garantía de la seguridad de los que van a autorizar esas armas" y que existe la garantía para Seychelles de que el Gobierno de España va a "cumplir con los compromisos adquiridos" y que trabajará para "evitar que las acciones de seguridad tengan alguna consecuencia negativa".

La secretaria general del Mar hizo sus declaraciones antes de participar en la presentación oficial de la fundación Fundamar, en Vigo, y cuando aún no tenía noticias del intento de ataque sufrido ayer por el Alakrana en el Índico.

En todo caso, Villauriz recordó que el Gobierno está poniendo "todos los medios" para abordar "de inmediato" la seguridad de barcos mediante "apoyo financiero a la seguridad privada". La portavoz de Medio Marino señaló que se están realizando todas las gestiones de política exterior, multilateral y bilateral -con los países implicados-, para "establecer los gobiernos más estables posibles y participar en la formación de cuadros que pueden mantener las políticas de seguridad en esos países" y abordar la piratería "de una manera integral".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook