09 de octubre de 2013
09.10.2013
La Opinión de A Coruña

La Eurocámara avala el acuerdo con Mauritania con el voto español divido

El pleno de Estrasburgo da luz verde al acuerdo, que confirma la expulsión de los cefalopoderos gallegos - Mientras Galicia y Canarias se lamentan, la flota andaluza celebra la ratificación

09.10.2013 | 00:00
Desguace de un cefalopodero expulsado de Mauritania. / santos álvarez

La votación celebrada ayer se saldó con 467 votos a favor, 154 en contra y 28 abstenciones

El pleno de la Eurocámara, reunido ayer en Estrasburgo, se pronunció alto y claro a favor del acuerdo pesquero de la UE con Mauritania, lo que equivale a la definitiva expulsión del caladero africano de la veintena de buques cefalopoderos gallegos. Y la votación de los eurodiputados fue de abrumador apoyo a la ratificación del pacto: 467 votos a favor, 154 en contra y 28 abstenciones. En este cómputo es de destacar la división del voto de los eurodiputados españoles. Si los populares votaron "mayoritariamente" contra el acuerdo, lo mismo que los socialistas gallegos y canarios, sus compañeros andaluces lo aceptaron -en apoyo de su flota marisquera- y, el resto, optaron por la abstención. BNG e IU se alinearon contra la ratificación del acuerdo por sacrificar a la flota gallega.

El acuerdo también causó división de valoraciones en la propia flota afectada ya que los cefalopoderos se quedaron solos en su oposición pacto, mientras que el resto de los sectores afectados dieron por bueno o aceptaron el criterio de la mayoría sobre el acuerdo con las mejoras introducidas en septiembre: los atuneros, los merluceros y los palangreros.

Mientras la flota cefalopodera interpreta el acuerdo como un desastre que muestra a los barcos el camino al desguace, alza las voces contra la política pesquera de la UE, "siempre contraria a los intereses de la flota de arrastre gallega". A estas críticas se sumaron ayer la de la Consellería do Mar, la Confederación de Empresarios de Galicia, el BNG, AGE, el eurodiputado socialista Antolín Sánchez Presedo, -que quitó hierro al voto favorable de sus compañeros socialistas- el portavoz de Pesca del PP, Joaquín García Díez o, desde Canarias, donde se destacó que el acuerdo ha causado desde 2012 la pérdida de 3.000 empleos y de 57 millones de euros en el puerto de Las Palmas.

En el ángulo opuesto está Andalucía, donde la satisfacción era ayer notoria. La Asociación Nacional de Armadores de Buques Congeladores de Pesca de Marisco (Anamar) manifestó su satisfacción al entender que, finalmente, se ha "impuesto la racionalidad" con la votación el PE y, sin detenerse a analizar la distribución del voto, destacó que "lo importante es la puesta en marcha del protocolo y que vamos a poder faenar después de más de un año de inactividad". 15 barcos andaluces planean salir ya el próximo mes de noviembre.

La Consellería do Mar, por su parte, "lamenta" la aprobación del acuerdo y lo critica por "demasiado caro" y por dejar fuera a los cefalopoderos. Además, espera que la UE los "tenga en consideración" cuando se negocie un nuevo pacto y pide "que se busquen nuevos acuerdos y caladeros".

En cuanto a las reacciones en la oposición, tanto el PSdG-PSOE como BNG y AGE criticaron el voto de la Eurocámara, por "nocivo" para la pesca gallega y urgieron al Gobierno y la CE a buscar caladeros alternativos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook