13 de noviembre de 2013
13.11.2013

El sector critica que la CE deje en sus manos las soluciones a los descartes

La flota presentó ya cerca de 80 proyectos con medidas técnicas para minimizar las capturas no deseadas - La nueva norma se aplicará dentro de dos años para la pesca en Gran Sol

14.11.2013 | 02:03
Descarga de jurel en un puerto gallego. / iñaki abella

Bruselas exigió a los afectados que presenten planes para eliminar las especies accesorias

"La UE decide eliminar los descartes pesqueros (la práctica de devolver al mar las especies no deseadas o aquellas para las que se carece de cuota) y para lograrlo aprueba la correspondiente norma pero luego deja en manos del sector la resolución de un problema que ella misma ha causado y como única respuesta dice que se le presenten planes y proyectos para lograr ese objetivo". Es la crítica recogida ayer por este diario en la flota arrastrera de pesquerías mixtas que faena en Gran Sol, la más afectada por la normativa de reducción de los descartes pesqueros que incluye la reforma de la Política Pesquera Común. El sector asiste con "preocupación" a la cada vez más cercana necesidad de ajustarse a la nueva normativa, que le obligará a descargar todo el pescado capturado y, cuando se produzcan excesos, en algunos casos se le descontarán de su propio cupo.

La normativa de descartes aprobada establece para 2015 la reducción de la práctica para la flota que captura pelágicos -jurel, caballa o bacaladilla- y para ello se permitirá una tolerancia del 7% en el primer año, que se quedará en el 5% a partir del tercero de aplicación. Mientras, para especies como merluza, bacalao, eglefino, cigala o carbonero, que captura la flota gallega de Gran Sol, se establece que la normativa comenzará en 2016 y, ya a partir de 2019, regirá para todas las especies.

La flota gransolera gallega recordaba ayer que todavía a finales del pasado mes de octubre en una reunión en Bruselas, la representación de la Comisión Europea trasladó al sector este tema para "simplemente" pedirle que presente planes para aplicar la reducción y eliminación de los descartes cuando "se supone" que alguien que decide una norma debería "concretar cómo se aplica". Estos planes para minimizar los descartes incluirían medidas técnicas referidas a los aparejos, artes o modos de pesca. Y los proyectos y planes requieren de la colaboración de Administración, científicos y el propio sector, que debe poner fondos y medios para la experimentación.

Ahora, el sector pesquero está a la espera de que desde la propia Administración pesquera española, que ya ha celebrado encuentros con expertos para abordar el cumplimiento de la nueva normativa de descartes, convoque al propio sector a una mesa de trabajo sobre el asunto.

Según las fuentes consultadas, el sector pesquero comunitario ha presentado ya cerca de 80 proyectos dirigidos a minimizar los descartes y, entre ellos, algunos en los que participa la Cooperativa de Armadores de Vigo o sus asociados, que incluyen desde artes y medidas técnicas a propuestas de valorización comercial o aprovechamiento de las especies hasta ahora desechadas por la flota por su escaso valor comercial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook