14 de diciembre de 2013
14.12.2013

Pesca exige reducir al 26% el recorte del cupo de jurel del Cantábrico en 2014

Bruselas plantea una rebaja del 40% - El sector gallego teme una campaña "catastrófica" si se cumplen los objetivos - Cañete defenderá una mejora de la cuotas de gallo y rape de Gran Sol

16.12.2013 | 02:03
Descarga de jurel en un puerto gallego. / iñaki abella

El Gobierno considera que la propuesta de la CE no es adecuada por razones socioeconómicas

El próximo lunes los ministros de Pesca de la UE se sentarán a debatir la propuesta de cuotas lanzada por Bruselas para el próximo año y dejar cerrado un acuerdo. Y para la flota gallega el "mayor miedo" está en lo que ocurrirá con las posibilidades de pesca de jurel del Cantábrico, en la zona VIIIc -desde Fisterra hasta el golfo de Vizcaya-, que el Ejecutivo comunitario pretende reducir un 40%. El secretario general de Pesca, Carlos Domínguez, anunció ayer que el Gobierno español defenderá una reducción "más razonable", del 26%, pero el sector pesquero gallego rechaza de pleno las intenciones del Ministerio de Agricultura.

"Todo lo que sean recortes es malo, y más en el caso del jurel", sentencia el presidente de la federación de cofradías de A Coruña y de la nacional, Genaro Amigo, al considerar que el mar "está lleno de jurel" y que este año ya hubo problemas por la escasez de cuota. "La propuesta de Bruselas se basa en informes erróneos que el comité científico debió de elaborar hace tres años", explica.

Pero el secretario de Pesca español dejó ayer clara su postura: defender un recorte del 26% en vez del 40% que propone Bruselas, al plantear un tope de 15.034 toneladas frente a las 25.011 actuales. Domínguez defiende que la propuesta de la CE "no es adecuada por razones socioeconómicas", pero considera que si los científicos recomiendan bajadas, el Gobierno "no pondrá en peligro la sostenibilidad" y no ve "responsable" pedir subidas.

Los pescadores gallegos no aceptan "ningún tipo de recorte" en esta especie, pero se temen que las negociaciones de la próxima semana van a ser "catastróficas". "No estamos de acuerdo ni con la propuesta de Bruselas ni con la del Gobierno, pero el ministro sabe que las cosas están complicadas por culpa de Damanaki, que basa su política en los recortes, por lo que no se plantea pedir un aumento de cuota", afirma Amigo.

De cumplirse las previsiones de recorte de posibilidades de pesca, el sector de cerco gallego prevé un ejercicio "desastroso". Y es que este año los armadores de A Coruña y Pontevedra se plantearon el amarre ante la escasez de cuotas y las bajas cotizaciones del jurel en las lonjas. "La flota ya lo está pasando mal y como reduzcan más la cuota de jurel van a acabar con ella", critica el presidente de los pósitos coruñeses.

En cuanto al resto de especies, Domínguez ve las propuestas de la CE "más razonables", pero asegura que el ministro Miguel Arias Cañete "peleará" para defender mejoras en las posibilidades de pesca de gallo -Bruselas propone reducirla un 20% el próximo año- y rape -la CE busca mantener la cuota- en aguas de Gran Sol , de especial interés para la flota gallega.

El secretario general de Pesca valora que la propuesta de la CE permita una negociación "más previsible" y refleje mejor los datos científicos sobre la mejora de las existencias. "Los recursos están mejor y para tener mejores cuotas hará falta una gestión sostenible, hacer caso de los científicos y un sector que cumpla con las normas: con ese cóctel tendremos mejores TAC en el futuro", concluyó Domínguez.

La próxima semana los ministros de Pesca de la UE cerrarán las negociaciones, mientras el sector pesquero gallego cruza los dedos para que las conclusiones sean "lo menos desastrosas posibles" para los pescadores de la comunidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook