14 de julio de 2014
14.07.2014
La Opinión de A Coruña

La decadencia de Arpesco se acelera

La principal asociación coruñesa de la flota de Gran Sol pasó en apenas cuatro años de tener 17 buques en el caladero a solo seis. Vigo y Celeiro se benefician de esta pérdida

14.07.2014 | 01:22

La crisis económica y la escasez de cuotas provocó en los últimos años una importante merma de la flota de Gran Sol en todos los puertos españoles. Uno de los más afectados es el de A Coruña, donde la principal asociación de armadores del sector, Arpesco, perdió 11 unidades en los últimos cuatro años. Queda lejos ya de estar entre los puertos más importantes del caladero, como ocurría cuando España entró en la Unión Europea. Por entonces, en 1986, la dársena coruñesa aportaba 90 barcos a la conocida como Flota de los 300. Ahora Arpesco cuenta con media docena de los 103 buques españoles en el caladero

La flota española que faena en aguas de Gran Sol pierde unidades año a año desde que España entró en la Unión Europea en 1986 y ha pasado de los 300 buques censados por entonces en el caladero a los pocos más de un centenar que hay actualmente. Una merma que afecta especialmente a Galicia, la comunidad con más presencia en esa zona de pesca, y que en el caso de A Coruña se aceleró en los últimos ejercicios. La Asociación Provincial de Armadores de Buques de Pesca de A Coruña (Arpesco) -la principal organización coruñesa de Gran Sol- pasó de tener 17 buques asociados en 2010 a solo media docena en la actualidad y gran parte de esas bajas fueron en beneficio de las organizaciones sectoriales de Vigo y Celeiro, que incorporaron a la mayoría en su nómina de barcos.

En los últimos cuatro años, Arpesco perdió un total de 11 pesqueros que faenaban en el principal caladero comunitario para la flota española, según las actualizaciones del censo de buques autorizados a faenar en aguas del Atlántico Noreste que publica todos los años el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. De esas 11 unidades perdidas, cinco se integraron en la asociación de Gran Sol de Vigo, tres en la de Celeiro, una en la de Ondárroa y dos fueron desguazadas. La evolución en los últimos años de la flota vinculada a la asociación coruñesa de Gran Sol es la siguiente:

E2010. Arpesco contaba hace cuatro años con 17 buques que desarrollaban su actividad extractiva en este caladero comunitario: Abrela, Galaxia Dos, Laxe Dos, Mar Mares, Muxía, Novo Alborada, Nuevo Amada Primero, Nuevo Apenino, Nuevo Santillana, Peixemar Dos, Pixuetinas, Portomar, Santamar, Siempre Elife, Siempre Terín, Vera y Xuan Moncho.

E2011. Solo un año después la cifra de pesqueros asociados a la organización coruñesa de Gran Sol se redujo a un docena, tras la baja de cinco embarcaciones. El Galaxia Dos tuvo como destino el desguace mientras que el Abrela, el Nuevo Santillana y el Vera pasaron a estar vinculados a la asociación de armadores de Celeiro. El Mar Mares, por su parte, pasó a integrarse en la organización de productores de Ondárroa.

E2012. El censo de Arpesco en el Atlántico Noreste perdió otras dos unidades ese año, hasta quedar en 10. El Novo Alborada y el Pixuetinas pasaron a integrarse en Anasol, la asociación de buques de Gran Sol de la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI).

E2013. Desde el año pasado la asociación de armadores coruñeses cuenta con tan solo media docena de pesqueros en aguas de Gran Sol. El Nuevo Apenino solicitó el desguace -aunque antes de que la baja se hiciese efectiva sufrió un naufragio y el buque se perdió-, y el Peixemar Dos, el Santamar y el Siempre Terin pasaron a formar parte de la flota de Anasol. De esta forma, los asociados a Arpesco el año pasado eran el Laxe Dos, el Muxía, el Nuevo Amanda Primero, el Portomar, el Siempre Elife y el Xuan Moncho.

E2014. La asociación coruñesa sigue contando con seis buques de Gran Sol tras la baja del Siempre Elife y el alta del Punta Vixía, procedente de Anasol.

Aunque el censo de embarcaciones autorizadas a faenar en el Atlántico Noreste incluye como socios de Arpesco al Laxe dos, Muxía, Nuevo Amanda Primero, Portomar, Punta Vixía y Xuan Moncho, solo uno de ellos, el Portomar, figura en el Censo de Flota Pesquera Operativa del Ministerio de Agricultura como buque con base en A Coruña. El resto, pese a pertenecer a la asociación, están inscritos en otros puertos del Estado. El Xuan Moncho tiene su base en Avilés, el Laxe Dos y el Muxía en Cádiz, el Punta Vixía en Vigo y el Nuevo Amanda Primero en Ribeira. En el caso del Punta Vixía, uno de los buques con más potencia (975 caballos), figura además como exportado a Francia.

La crisis y la escasez de cuotas provocaron la pérdida de peso del puerto coruñés en la flota de Gran Sol. Cuando España entró en la UE contaba con 90 buques en el caladero y ahora no llega ni a la decena. De hecho, el expresidente de Arpesco, Jesús Etchevers, ya comparó hace unos años la evolución de la dársena coruñesa con la de Pasajes (Guipúzcoa), que pasó de ser el segundo puerto con más unidades en el caladero comunitario en 1986 a no tener ninguno en la actualidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook