28 de diciembre de 2017
28.12.2017

Siete armadores de palangre gallegos, listos para construir el "buque del futuro"

El sector busca ahorrar un 30% de gasto en combustible y evitar diseños de hace 30 años - El prototipo tiene mejoras en la propulsión y el casco

30.12.2017 | 01:17

La Organización de Palangreros Guardeses (Orpagu) encargó a la firma gallega VicusDT el desarrollo de soluciones innovadoras para el denominado "palangrero del siglo XXI", un buque capaz de ahorrar un 30% de combustible a través de mejoras en la hidrodinámica, la propulsión y los equipos instalados. Orpagu quiere sumarse a la ola de renovación de la flota, pero pretende evitar "diseños de hace 30 años" y apuesta por la eficiencia energética: cada buque gasta al año una media de 400.000 euros en combustible. Según la gerente de la entidad, Juana Parada, al menos siete armadores están interesados en hacer un barco nuevo. La iniciativa, enmarcada en el plan de la organización de productores de Orpagu, busca habilitar opciones para el reemplazo de las unidades actuales de la asociación. La flota tiene una media de 25 años de antigüedad y, según Parada, las nuevas generaciones "ven la necesidad" de construir un buque.

Adrián Sarasquete y Aitor Juando, de VicusDT, presentaron el nuevo diseño y redujeron a dos los tipos de palangrero más habituales según el arqueo (GT): un modelo de 27 metros de eslora y otro de 36.

El equipo de VicusDT propuso cambios en las formas de la proa y popa, mediante la mejora de la resistencia del bulbo y la entrada de agua a la hélice, algo que según los representantes de la firma hay que analizar en la fase conceptual y que no supone mayor coste de calderería, al igual que la instalación de nuevas quillas. La empresa propone instalar hélices de tres palas que varían entre los tres y los 2,3 metros de diámetro, con lo que se ahorraría hasta un 7% por marea, e incluir un innovador timón que se puede aplicar a los barcos existentes y con el que se economiza hasta un 5% (con un retorno de la inversión en dos años).

El buque también incluiría espacios dedicados a tecnología punta actual que resulta difícil de adquirir por su alto precio, la utilización de fibra de vidrio para construir barcos o facilitar una mayor ergonomía del puente de mando y la habilitación.

El prototipo es entre un 10% y un 15% más caro que los buques que se hacen ahora, pero el ahorro con las mejoras propuestas es del 20%, el 30% en condiciones óptimas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine