11 de diciembre de 2018
11.12.2018

La campaña del pulpo deja un 34% más de facturación en las lonjas gallegas

Los puertos recibieron 1.129 toneladas del cefalópodo, un 24,2% más que en 2017 - El sector afirma que a pesar de pescar más no consigue cubrir el cupo diario

11.12.2018 | 01:18
Un grupo de pescadores descargan pulpo en un puerto gallego.

El quinto mes de campaña del pulpo dejó una facturación acumulada en las lonjas gallegas de 10,7 millones de euros, un crecimiento del 33,9% con respecto al mismo periodo del año pasado (7,9 millones de euros). Los puertos de la comunidad descargaron entre el inicio de la campaña -que se produjo el 2 de julio- hasta ayer 1.129 toneladas del cefalópodo, un 24,2% más que las registradas en el anterior ejercicio y que ascendieron a 909 toneladas, según los datos provisionales publicados por la Plataforma Tecnolóxica da Pesca, dependiente de la Consellería do Mar. A pesar del aumento en la cantidad de pulpo subastado en los centros de primera venta, los ingresos no se redujeron en estos meses.

El precio medio en lonja de este cefalópodo bajó de los diez euros, ya que alcanza los 9,5 euros el kilo, mientras que durante 2017 el kilo de la especie rondaba los 8,8 euros. "Durante este mes hubo un repunte en las capturas, pero eso implicó que los precios bajaran. Al principio de la campaña el ejemplar más barato de pulpo rondaba los 9,5 euros, pero ahora ya no pasa de los cinco", apunta el presidente de la Asociación de Armadores de Artes Menores de Galicia (Asoar-Armega), José Luis Rodríguez.

El dirigente de la flota de artes menores constata el aumento de capturas en comparación con los anteriores meses. "La cantidad que pescamos ahora es más razonable, pero aun así no llegamos a cubrir los topes diarios -50 kilos por tripulante y otros 50 por embarcación-. Muy pocos barcos consiguen completarlos", señala Rodríguez, que añade que en los últimos días sus capturas rondan entre los 80 y los 100 kilos.

El representante de la flota de artes menores se muestra cauto a la hora de hacer un balance de lo que va de campaña. "Por el momento no la podría calificar como buena. Empezamos muy mal, ya que hasta finales de septiembre las capturas fueron malas. Ahora empiezan a ser razonables, pero queremos ser prudentes y esperar a que la temporada esté más avanzada para valorarla. Un buen mes no implica una buena campaña", subraya Rodríguez.

El presidente de Asoar-Armega espera que los precios se mantengan de cara a Navidad. "Todo dependerá de la cantidad que haya y del mercado: si las capturas disminuyen, el precio aumentará. Hay que mirar previsiones, el tiempo que hará... hay muchos factores que pueden afectar a la pesca, indica Rodríguez. En lo que no especula el líder de la flota artesanal es en la calidad del cefalópodo, que la califica de "excelente". "Cuando se críe pulpo en piscifactorías, el salvaje va a seguir teniendo mejor calidad, a pesar de lo que se diga. El sabor, la calidad y el precio de los ejemplares salvajes no se va a superar", manifiesta el dirigente de la flota artesanal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook