09 de febrero de 2019
09.02.2019

El sector ve "desproporcionada" la supresión de ayudas a vigilancia efectuada por Mar

La Xunta alega que si no hubiera denegado las subvenciones hubiese cometido "prevaricación" - El dirigente del pósito de Rianxo sostiene que no hay alternativas

09.02.2019 | 00:57
Un vigilante acompaña a unos pescadores en un puerto gallego.

Las cofradías de Rianxo, Ferrol, Barallobre, Aldán, Carril y Vilaxoán no contarán este año con las ayudas que la Consellería do Mar facilita para vigilancia y asistencia técnica, hecho que afectará a los pósitos, sobre todo en el apartado económico. La secretaria técnica xeral de Mar, Isabel Concheiro, explicó ayer en el Parlamento gallego que esas ayudas les fueron denegadas a estas seis cofradías por "incumplimiento de los requisitos que marca la Unión Europea", de lo contrario su departamento habría cometido "prevaricación". Estas subvenciones se financian a través del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), por lo que para optar a ellas las entidades no pueden ser sancionadas en materia de pesca ilegal. El patrón mayor de la cofradía de Rianxo, Miguel A. Iglesias, apuntó que esta medida es "desproporcionada", ya que en su caso pierden un subsidio de 94.000 euros.

"En el 2017, de 700 kilos de marisco que teníamos en la lonja había 20 que estaban fuera de la talla reglamentaria, que no entraban en el margen del 10%, que en este caso serían 70 kilos, no 20. Y nos sancionaron", recordó Iglesias. Por este incidente el pósito rianxeiro tuvo que hacer frente a un pago de 600 euros, pero no conocían su verdadero alcance. "Cuando tienes una sanción de este estilo en la misma tiene que explicar qué otras consecuencias acarrea. Pero en nuestro caso no venía nada", sostuvo el dirigente del pósito de Rianxo, que indicó que si supiera que a raíz de ese castigo le iban a quitar la ayuda a vigilancia y asistencia técnica "no la hubiera pagado, habría denunciado y llegado al juzgado si hiciera falta".

Por ese motivo, Iglesias vio "desproporcionada" esta supresión: "No es normal que por 20 kilos de talla inferior de un total de 700 te quiten una subvención de 94.000 euros", señaló. El dirigente del pósito barbanzano entiende que la Xunta tiene otras formas de ver la situación. "No fuimos a la vía judicial porque pensamos que al pagarla se acababa el tema, que quedabas libre. Ellos lo interpretaron de otra forma", lamentó Iglesias. A raíz de esta sanción por tallas mínimas, la cofradía de Rianxo no podrá pedir ayudas para la regeneración de sus bancos marisqueros, ni ningún otro tipo de subsidios. "Estamos sin subvenciones de nada este año, no solo es en vigilancia, por eso digo que es un castigo desproporcionado", manifestó Iglesias.

Alternativas

Concheiro afirmó ayer que la Xunta es consciente de los problemas que la aplicación de esa sanción ocasiona a las seis cofradías afectadas, por lo que llevan tiempo "trabajando en distintas líneas con distintas instituciones para tratar de solucionar esta cuestión". Por su parte, el patrón mayor del pósito de Rianxo piensa que no va a haber ninguna alternativa: "Las cofradías que quedamos sin subvención estaremos sin ella fijo. Sobre todo este año, a ver si no se extiende más tiempo", expuso.

Por el momento, en Rianxo trabajan para buscar medidas que mitiguen la falta de estas ayudas. "Vamos a intentar no quitar vigilantes porque ya a día de hoy tenemos muchos furtivos. Si sacamos vigilancia ya es nuestra ruina", comentó Iglesias. Antes de decidir qué hacer, el contable de la cofradía estudia la situación económica para evaluar las pérdidas que soportará la entidad y tomar decisiones en función del resultado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook