Kiosco

La Opinión de A Coruña

Amador Menéndez.

La ciencia en un tuit

Amador Menéndez Velázquez

Enfriamiento de celdas solares

Las celdas fotovoltaicas convierten la radiación solar en electricidad. Un problema inherente es que su eficiencia decrece cuando se calientan. No es de extrañar. Al fin y al cabo una celda solar es un semiconductor como los presentes en su ordenador y a estos dispositivos electrónicos no les gusta el calor.

Científicos del MIT continúan perfeccionando un material —conocido como cristal fotónico— que es transparente a la radiación visible pero refleja el calor o radiación infrarroja. Al depositarlo sobre una celda solar le permite seguir atrapando la parte visible del espectro (los colores del arco iris), pero aísla térmicamente a la celda evitando así su calentamiento. Esto se traduce en una mayor eficiencia de la misma, al tiempo que aumenta su tiempo de vida.

Compartir el artículo

stats