Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Pedro de Silva.

Lógica reparadora de un discurso

Puesto que la legitimidad de nuestra monarquía procede de la Constitución (gracias a una “dejada” del PSOE en 1978 para que el centro-derecha que venía del franquismo pudiera rematar jugada) es lógico que al actual Monarca le preocupe la erosión de sus instituciones. Es lógico también que el Gobierno del PSOE aplauda un discurso cuyo texto ha visado antes, como lo es que lo haga la derecha, sedicente abanderada, con ardor de hooligan, del constitucionalismo. No es ilógico tampoco que los socios del Gobierno, abanderados a su vez del republicanismo, aprovechen la salida anual del Rey en pantalla para asomar careto. En realidad la praxis reparadora de la erosión causada por el uso de la Constitución por unos y por otros como arma arrojadiza ayuda a taponar la sangría provocada en la monarquía constitucional por el anterior monarca. De este modo la Constitución se autorrepara.

Compartir el artículo

stats