Kiosco

La Opinión de A Coruña

Dermatólogos, impactados ante la viruela del mono: “No sabemos ante qué estamos”

“No hay expertos porque en España no se ha visto nunca”, advierten u Sanidad planea comprar miles de vacunas contra la viruela tradicional para administrarla a los contactos

Lesiones de la enfermedad en las manos. // L.O.

Incertidumbre y preocupación entre los especialistas de Dermatología ante la nueva alerta sanitaria que ha saltado en España por los, hasta ahora, siete positivos —confirmados por el Ministerio de Sanidad— de infección por viruela del mono detectados en Madrid. Desconcierto porque, explica el doctor Eliseo Martínez García, dermatólogo en el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga, los médicos no saben a qué se enfrentan. “No sabemos ante qué estamos. No hay expertos en esta enfermedad porque, en España, no se ha visto nunca”, indica el médico que, fuera de África, donde la dolencia es endémica, se remite a un brote registrado en Estados Unidos hace casi veinte años, que afectó a 72 pacientes y que no registró ningún fallecido.

El médico también advierte que no es una “infección que esté muy estudiada, como pasa con tantos problemas que afectan a países en vías de desarrollo y que son ignorados hasta que nos llegan a nosotros”. Insiste en que se trata de una dolencia casi desconocida en nuestro país, de la que se han detectado 24 posibles casos en Madrid y que le sorprendió conocer que en España se habían detectado.

“Nos ha pillado a todos por sorpresa. Es que, incluso, la vacuna de la viruela dejó de administrare hace décadas (tras la erradicación de la enfermedad en 1979). No sé cuál ha podido ser el origen”, añade el coordinador del Grupo Español de Epidemiología y Promoción de la Salud de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

Contagios que asustan ya a los médicos de la Comunidad de Madrid, principalmente porque se trata de una enfermedad muy infrecuente y esta sería la primera vez que se produciría una cadena de transmisión en Europa que no está vinculada a un viaje a zonas de África, principalmente oriental y central, donde es más común este virus. Ante estos posibles contagios Sanidad ha asegurado que el Sistema Nacional de Salud ya está en alerta para una detención precoz de todos los casos que se produzcan y ha explicado en qué consiste esta enfermedad y cuál es su origen.

El departamento que dirige Carolina Darias ya tiene finiquitado un protocolo de actuación ante la aparición de casos. “No sé lo que harán. Lo que sabemos es lo que se hizo en EE UU y en ese país los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) llegaron a promover la vacunación de la viruela en gente que había tenido contacto estrecho o en personas que se consideraron grupos de riesgo, fundamentalmente trabajadores que podían atender a estos pacientes”, indica el dermatólogo.

El doctor se remite a ese 2003 en donde el país detectó un brote de viruela del mono. “Se sabe que la vacuna ofrece cierta protección, por lo que tendría sentido plantearse la vacuna en personas con mayor riesgo. La vacuna post-exposición es más controvertida”, afirma. El País publicó ayer que España planea comprar miles de vacunas contra la viruela tradicional para administrarla a los contactos de los casos positivos.

El doctor Martínez, indica que, con los datos que los especialistas tienen hasta el momento, monkeypox es una dolencia parecida a la viruela clásica pero “con algunos aspectos diferenciales y, sobre todo, con una mortalidad que parece que es muy inferior. Y es una enfermedad que, aunque es infecto-contagiosa, la capacidad para transmitirse de persona a persona no es tan alta como en el caso de otras como podría ser el covid, por remitirnos a alguna alerta sanitaria más reciente”, añade.

En Madrid, el doctor Pablo Ortiz Romero, del 12 de Octubre, que ha atendido a varios enfermos, explica que lo primero que suelen notar es fiebre, malestar general, mialgias y asegura “que algunos pacientes están muy afectados”.

La OMS pide iniciar el rastreo ante la oleada de contagios

Italia y Suecia se convirtieron ayer en los últimos países en notificar casos de viruela del mono, después de los registrados en Gran Bretaña, España, Portugal y Estados Unidos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido que se rastreen los contactos de la oleada de casos. La enfermedad, que puede transmitirse de persona a persona a través de aerosoles, contacto corporal estrecho o compartiendo ropa de cama u objetos contaminados, se da en África Central y Occidental. Según la Agencia de Salud Pública sueca, ayer había una persona infectada en la zona de Estocolmo. “La persona infectada con el virus en Suecia no está gravemente enferma, pero está recibiendo tratamiento —anunció la experta en enfermedades infecciosas Klara Sonden en un comunicado—. Todavía no sabemos dónde se infectó. La investigación al respecto está en curso”. También se detectó un primer contagio de viruela del mono en Italia. El jefe de salud de la región del Lacio, Alessio D’Amato, anunció en Facebook que el caso había sido confirmado en el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de Italia. La agencia de noticias ANSA informó de que el hombre infectado había regresado de un viaje a las Islas Canarias y estaba aislado en un hospital de Roma. El número de casos detectados en Gran Bretaña es, por ahora, de nueve, según informó el pasado miércoles la Autoridad de Salud y Seguridad del Reino Unido. El primero, detectado a principios de mayo, fue una persona que había viajado recientemente a Nigeria. Las autoridades británicas han aconsejado a la población, en particular a los hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, que estén atentos a cualquier lesión en su cuerpo. El virus suele provocar síntomas similares a los de la viruela, pero más leves. “Estos últimos casos, junto con los informes de casos en países de Europa, confirman nuestra preocupación inicial de que podría haber una propagación de la viruela del mono en nuestras comunidades”, dijo Susan Hopkins, consejera médica del gobierno. La OMS, que sigue ocupada con la pandemia de coronavirus, ha pedido que se rastreen los contactos de la oleada de casos. Cuatro países de África han notificado casos de viruela del mono en 2022: Camerún, República Centroafricana, República Democrática del Congo y Nigeria. La infección se considera endémica en la República Democrática del Congo, donde se descubrió por primera vez en humanos en 1970.

Compartir el artículo

stats