De Victoria Federica de Marichalar sabíamos por una entrevista en la revista Elle lo que dijo de su abuelo el emérito: “Es mi persona favorita del mundo”. A partir de ahora quizá deba decir que la reina Sofía ocupa ese lugar, porque se va a vivir con ella, según Lecturas. Semanas después de que se rumorease que su madre, la infanta Elena, estaría muy enfadada con Vic por abandonar sus estudios universitarios para volcarse en sus apariciones como influencer, la revista desvela que tan tensa es la relación que la sobrina de Felipe VI habría decidido dejar la vivienda donde vive con la infanta en el centro de Madrid y mudarse con la reina Sofía al palacio de la Zarzuela.

La joven, de 22 años, ya habría comunicado su decisión a su entorno y será a su vuelta a Madrid tras el puente —ha estado en Nueva York y ahora, en Andorra con unos amigos, como ella ha contado en sus redes sociales— cuando se instale en palacio con su abuela, con la que siempre ha presumido de una complicidad especial. Allí no solo tendrá libertad e independencia, sino también discreción y todo el personal de servicio a su disposición. El complejo consta de dos edificios, donde residen la reina consorte y los reyes con sus hijas.

Una mudanza que deja entrever hasta qué punto está tocada la relación entre madre e hija por la sobreexposición mediática de Victoria, que no haría ninguna gracia a Elena. Un disgusto que habría alcanzado mayores dimensiones con la decisión de abandonar sus estudios de márquetin y comunicación en The College For International Studies. Ayer, la revista ¡Hola! aseguraba en su web que no habría mudanza y que Victoria “tiene una muy buena relación con su madre y están viviendo juntas”. Vic —así le gusta que la llamen— tiene claro que lo suyo es el mundo de la moda, las redes sociales, los viajes, los toros, los caballos y las alfombras rojas. Hace un año hizo pública su cuenta de Instagram, donde comenzó a compartir sus looks, sus escapadas, sus amistades y su participación en eventos de moda. Mantuvo una relación de casi tres años con el DJ Jorge Bárcenas.

La visten varias firmas de moda, ha sido portada de revistas y, según Lecturas, cobra por asistir a las fiestas, aunque no haga apenas declaraciones en los photocall. Así, se dejó ver en eventos como el de Moët & Chandon Effervescence, al que asistieron también Isabel Preysler y Paula Echevarría, y el Elle Cáncer Ball, con Eva González y Elisabeth Hurley.

En julio, Vic concedió una entrevista a la revista ¡Hola! en la que dijo: “La familia tiene mucha importancia para mí. Es el núcleo sobre el que desarrollar el resto de facetas de la vida. Es como un punto de partida seguro desde el que iniciar su propio camino”.

También reflexionaba sobre su nueva faceta entre celebrities: “No me considero ninguna influencer como tal, gente de mi círculo cercano lo es, conozco bien su trabajo y creo que no es comparable a mi día a día”.