Luis Camba Presidente del Banco de Alimentos Rías Altas

"Cada vez tenemos más beneficiarios que han dejado de cobrar las prestaciones por paro"

"Cada día repartimos entre 10 y 12 toneladas de comida y el año pasado, 4,4 millones de kilos de alimentos"

05.01.2016 | 00:29
Camba en el Banco de Alimentos.

De la creciente dificultad en la que se ven atrapadas las familias coruñesas para llegar sin problemas financieros a final de mes, como muestra la última encuesta del IGE sobre la situación económica de los hogares gallegos, son testigos las entidades benéficas con actividad en la ciudad. Unas aumentan el número de beneficiarios a los que suministran alimentos, ropa y otros servicios, otras admiten que muchos de sus usuarios se ven estancados sin oportunidades laborales y otras aportan nuevas ayudas a familias necesitadas. Los datos estadísticos revelan que más de 15.600 hogares coruñeses tienen "mucha dificultad" para llegar sin ahogos al día 30 de cada mes, según la encuesta, de 2014 y difundida ahora. Son el 15,3% de hogares, un 64% más que hace ocho años

Luis Camba preside el Banco de Alimentos Rías Altas, una entidad benéfica que reparte más de 10 toneladas de productos al día a unos 30.000 beneficiarios, 1.400 más que el verano pasado. Supervisa los repartos y controla exhaustivamente el volumen de alimentos que recibe y distribuye entre las familias con bajos recursos. Su actividad es tan intensa que echa en falta más voluntarios.

-¿Reparten más alimentos a medida que pasan los años?

-La situación no se ha estabilizado, lamentablemente. Ahora, por ejemplo, tenemos más beneficiarios que hace solo cinco meses. Trabajamos con unos 30.000, cuando a mitad del año pasado teníamos 28.600. En los últimos dos meses hemos dado de alta a cuatro entidades de la ciudad a las que repartimos alimentos para que se lo proporcionen a las personas necesitadas, como hacemos con todas.

-¿Qué volumen de alimentos mueven al día y al año?

-He revisado los datos estos días: en 2015 repartimos 4,4 millones de kilos de comida. Cada día manejamos entre diez y doce toneladas de productos, porque también damos biberones o pañales.

-¿Qué motiva este aumento de beneficiarios del Banco de Alimentos?

-Hay varias razones, como el fallecimiento en las familias de una persona mayor que percibía pensiones, los problemas con la hipoteca que tienen muchas familias o el corte del suministro eléctrico. Hay otro factor cada vez más habitual: que muchos desempleados dejan de recibir las prestaciones por el paro. En estos últimos meses hemos conocido más de 200 casos entre las nuevas personas a las que atendemos. Son vecinos de más de 50 años y con más de un hijo a los que no les llegan 600 euros que perciben para sus gastos mensuales.

-¿Hay alimentos para todos?

-Podemos contar con varios suministradores, incluidas grandes empresas como Coren, Pescanova o Begano, que ofrecen comida para que las repartamos entre las entidades. Las centrales de las cadenas de alimentación también aportan y nuestros furgones recogen diariamente una importante cantidad de desechos o descartes, aquello que no se consume o no se compra o se desaprovecha. Lo que sí necesitamos, en cambio, es tener más trabajadores.

-¿Con cuántos trabajan?

-Somos ahora 16, pero nos quedamos cortos. La mayoría llevan mucho tiempo con el banco. Mañana mismo [por hoy] empieza un chico nuevo que acabo de entrevistar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine