Denuncian siete incumplimientos de la concesionaria de la fábrica de armas

El antiguo comité de empresa señala falta de conservación de la instalación, impago a los trabajadores y a proveedores, entre otras cuestiones

29.01.2016 | 16:51

El antiguo comité de empresa de la Fábrica de Armas de A Coruña ha denunciado ante el Ministerio de Defensa al menos siete supuestos incumplimientos de la concesionaria, Hércules de Armamento, que creen que darían lugar a la extinción del vínculo.

La asociación que representa a cerca de sesenta extrabajadores de la factoría Santa Bárbara continúa con sus movilizaciones para conseguir lo que considera un plan de futuro viable para este centro de trabajo.

En un escrito dirigido al delegado de Defensa en Galicia, Juan Carlos Sancha Orduña, el antiguo comité recuerda que ya se dirigió a su predecesor, José Abad Vilas, en 2014, por motivos similares y lo insta a analizar sus denuncias.

Cree el comité que "actualmente se incumplen motivos suficientes para la causa de extinción de la concesión" que en la actualidad gestiona Hércules de Armamento.

"Se podrá extinguir por causas de falta de explotación, falta de actividad, incumplimiento de los plazos comprometidos en los compromisos adquiridos así como de las mejoras presentadas, falta de conservación de la instalación en general, impago a los trabajadores, impago a los proveedores y falta de servicio de vigilancia de seguridad", enumera el escrito.

Por todas estas razones sostiene el documento que "hay motivos más que sobrados para que el Ministerio de Defensa de una vez tome la iniciativa" y buque "un proyecto sólido y solvente".

El pasado noviembre, el presidente de Hércules de Armamento, Ramón Mejuto, aseguró que su empresa sufre una "persecución" y culpó al exalcalde Carlos Negreira y el expresidente del comité de empresa Roberto Teijido de la situación actual.

La factoría Santa Bárbara salió a concurso público hace algo más de un año debido a que la multinacional General Dynamics cesó en su actividad y fue Hércules de Armamento la que se impuso en el proceso con la única competencia del grupo IFFE, que contaba con el apoyo del antiguo comité de empresa y del Gobierno local, entonces del PP.

La factoría suspendió de manera "cautelar" la producción de armas a finales de año porque perdió el servicio de vigilancia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine