Los Cantones, para los vecinos

El Gobierno local estudia recuperar antes de verano para el uso de los peatones parte de los seis carriles del Obelisco, con mucho menos tráfico desde el cierre de la Marina

13.04.2016 | 13:08
Celebración del Día del Deporte en la Calle, en los Cantones, en 2012.
Los Cantones, para los vecinos

Los Cantones, con sus seis carriles, están ahora "sobredimensionados", según explicó ayer el concejal de Mobilidade Sostible, Daniel Díaz Grandío, que apuesta por recuperar parte de este espacio para los peatones. Hasta la apertura del túnel de la Marina el vehículo particular había sido 'dueño y señor' de este espacio para el que ahora se estudia "un uso más agradable". Díaz Grandío no descarta que haya más cambios en la movilidad, sobre todo en lo que atañe a los buses urbanos, ya que considera que, con la reordenación de las líneas, pueden pasar por la superficie de la Marina menos autocares

El Gobierno local estudia recuperar parte del espacio que han dejado los coches en los Cantones para el uso de los vecinos. El concejal de Mobilidade Sostible, Daniel Díaz Grandío, explicó ayer en declaraciones a Radio Coruña, que las actuaciones para peatonalizar la que hasta ahora fue una de las arterias principales de la ciudad, se acometerán "antes del verano".

Tilda de "sobredimensionados" los seis carriles de los Cantones y apuesta por darles un uso "más agradable" que el que hasta ahora tuvieron. "Los planes que tiene el Concello son empezar a recuperar espacio para otros usos que no sean los del vehículo privado", comentó Díaz, que no concretó en qué consiste el plan municipal para dar uso peatonal a los Cantones.

Con la limitación del tráfico en la Marina, los Cantones han perdido buena parte de su tráfico. La mayor parte de la circulación se desvía en plaza de Mina hacia Juana de Vega y a los Cantones solo acceden los conductores que se dirijan a Rúa Nueva y al aparcamiento subterráneo, el transporte público y los residentes que sí pueden acceder a la avenida de Montoto.

La restricción en la Marina ha dejado, para el Gobierno local, un "balance positivo" y defiende posible la convivencia de diferentes tipos de movilidad en una zona tan amplia como esta, así como que los peatones puedan ganar un terreno entregado al vehículo particular.

"Esta reducción drástica de tráfico va a provocar que nos apropiemos del espacio del coche en la ciudad en una zona simbólica como es la pegada a los jardines, el Obelisco y la Delegación del Gobierno", comentó ayer el concejal, que dejó la puerta abierta a que se produjesen más cambios en la movilidad de la Marina. No para permitir que pasen más vehículos -ahora pueden circular buses, taxis, vehículos de emergencias, carga y descarga, aunque no todo el día, y algunos de los residentes en la Ciudad Vieja- sino que lo hagan de otra manera.

Para Díaz Grandío, la ciudad está inmersa en un proceso de reestructuración de rutas de sus conductores y, después, tendrá todavía que asentarse. "Las 12.000 personas que dejan de circular [por la superficie de la Marina] tienen que recalcular sus horarios durante estos días", dijo el concejal. También están en proceso de estudio los ciclos semafóricos. Entre las zonas que están sometidas a análisis está la plaza de Ourense. Los cambios definitivos se aplicarán una vez que los técnicos hayan comprobado que el tráfico se ha estabilizado tras las restricciones de paso en la Marina.

"Ahora los técnicos de la sala de pantallas están estudiando cómo se redistribuyen esos itinerarios y regularizando la red semafórica. Hacen todo lo posible para que la circulación sea lo más fluida posible. Están analizando la pertinencia o no de un nudo semafórico, un nudo resuelto con una rotonda, u otro tipo de intersección", explicó el edil sobre el tráfico que desemboca en la plaza de Ourense.

"El tráfico de residentes está reducido a la mínima expresión, los vecinos que viven por la zona de Riego de Agua y Montoto, acceden desde la zona de la Autoridad Portuaria y los de la Ciudad Vieja, Tabernas y paseo de la Dársena lo hacen por el castillo de San Antón", explicó Díaz Grandío y añadió: "Lo que podrá cambiar en un futuro próximo en la circulación será la reestructuración de las líneas de bus. En vez de pasar ocho líneas podrá haber cambios y que pasen "menos buses". Siempre en superficie.

El PP exige al Gobierno local que aplique "soluciones urgentes" a los "graves errores" de la Marina. La concejal de la oposición Begoña Freire, asegura que la Marea se "ha olvidado de los usuarios de la bicicleta", ya que dice que la señalización "prohíbe su paso", para los ciclomotores, la concejal dice que no pueden ir ni por el túnel ni por la superficie, así como que se ha acometido el cambio en la circulación "sin información previa ni del cambio ni de las alternativas".

Para el PP, el dispositivo policial es insuficiente, ya que defiende que el control del tráfico se ejecuta "durante el 30%" del tiempo. Su conclusión es que "cuando no hay policías, no hay ordenación".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine