Fútbol barcelona

Un mal arranque condena a un buen Barcelona ante el Fiorentina

El conjunto de Luis Enrique cosecha una nueva derrota en pretemporada, pero vuelve a dejar sensaciones positivas

03.08.2015 | 00:27
Mario Suárez se adelanta a Rafinha en el partido de ayer.

El Barcelona fue muy superior al Fiorentina en el Artemio Franchi de Florencia, pero su mal inicio le condenó en el marcador y acabó perdiendo un partido que dominó a placer a partir del cuarto de hora.

Los españoles Borja Valero y Joaquín la liaron en el arranque del choque. Una asistencia de cada uno y dos remates certeros de Bernardechi firmaron un arranque fulgurante del conjunto italiano, que a los doce minutos ya ganaba por dos goles.

Despertó el Barça cuatro minutos después gracias al instinto asesino de Luis Suárez, el azulgrana más en forma de la pretemporada. El delantero uruguayo no desperdició el balón magistral que Rakitic le filtró por encima de la defensa viola para recortar distancias en el marcador.

A partir de ahí, el equipo de Luis Enrique fue el amo y señor del balón y también del partido, y tuvo varias ocasiones claras para igualar el choque antes del descanso.

Dos de ellas fueron de Pedro, ayer titular pese a tener un pie y medio fuera del Barcelona. En la primera, disparó fuera. En la segunda se encontró con la oposición del meta Tatarusanu.

Jordi Alba y Luis Suárez también tuvieron otras dos oportunidades para nivelar el marcador, pero desviaron el punto de mira, y el árbitro no pitó un claro penalti en el área de la Fiore por unas manos de Gonzalo dentro del área.

De los locales no hubo noticia hasta la última jugada de la primera parte, un contragolpe que obligó a Ter Stegen a salir del área para desviar un tiro de Bernardeschi, aunque la jugada finalmente fue anulada por fuera de juego del joven delantero italiano.

Siguió el dominio azulgrana tras la reanudación, aunque de forma más intermitente porque, ya se sabe, en estos amistosos de pretemporada, el rosario de cambios y la falta de ritmo acaban haciendo mella en la intensidad del choque. Aun así, el Barcelona mereció, como mínimo el empate.

La entrada de Munir revitalizó el ataque del conjunto catalán. El canterano pudo marcar en un cabezazo en plancha y en un disparo envenenado que obligó a lucirse a Tatarusanu.

También lo intentaron Pedro y Vermaelen, en un segundo tiempo donde la mejor noticia para Luis Enrique fue comprobar como su apuesta por Sergi Roberto en el lateral derecho empieza a dar sus frutos. El Fiorentina casi no inquietó a Ter Stegen, primero, y Masip, en la recta final. Una volea de Rossi que salió alta, un intentó fallido de sorprender a Ter Stegen de Ilicic desde su propio campo y un remate desviado de Vecino fue todo el caudal ofensivo local en esta segunda mitad. Aún así, los italianos acabaron llevándose el encuentro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine