piragüismo

Vuelta a empezar

Carlos Arévalo resetea e inicia con fuerzas renovadas el camino hacia Tokio 2020: "Quedan tres años, pero pasan volando y tengo muchas ganas de afrontarlos"

09.06.2017 | 13:04
Carlos Arévalo posa en Betanzos.

Quedarse fuera de los Juegos de Río 2016 fue un duro golpe para Carlos Arévalo, pero eso le ha ayudado a resetear y a iniciar 2017 con fuerzas renovadas. Las tres quintas posiciones en las Copas del Mundo de Hungría y Serbia le indican que está por el buen camino con solo dos meses de entrenamiento a sus espaldas. "Me lo tomé con calma. Me quedé más tiempo en casa para tener un invierno más tranquilo y me incorporé tarde a la concentración", comenta. Con la clasificación para el Mundial ya en el horizonte, a dos meses vista, el coruñés se centra en el K-1 aunque hace sus pinitos en el K-4 500 que será olímpico en Tokio. Es una puesta de futuro, como lo son también los Juegos en Japón. "Quedan tres años, pero pasan volando y estoy con muchas ganas de afrontarlos. Además, entraré en una edad en la que mi cuerpo alcanzará su máximo rendimiento y creo que puede ser mi momento", valora el piragüista betanceiro.

La gira de las Copas del Mundo, que le llevó a Hungría y Serbia, le dejó buenas sensaciones. "Estuve entrenando más el fondo que la velocidad y aún así me quedé a nada de la cabeza y estaban el campeón y el subcampeón olímpico. Tengo mucho margen de mejora y eso hace que crea que tengo muchas posibilidades en el K-1 200 metros", asegura. También en el K-4 500, aunque sea una modalidad que todavía está arrancando en España. "De momento está todo muy verde y la participación fue solo para ir probando -fue quinto junto a Toro, Cooper y Germade-. Todavía le estamos dando muchas vueltas, nos juntamos los grupos de entrenamiento de Madrid y Asturias, tenemos que desplazarnos... y eso lo hace muy complicado", aclara.

Arévalo sigue en Asturias junto a sus rivales directos, el zamorano Carlos Garrote, y los campeones olímpicos Cristian Toro y Saúl Craviotto. Toro, de hecho, era su pareja habitual de K-2 200 hasta que la Federación bajó al coruñés del barco y subió a Craviotto. Eso lo dejó fuera de Río, donde además sus compañeros se colgaron el oro: "No hay que ser rencoroso y son mis compañeros. Me alegré mucho por ellos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine