AUTOMOVILISMO. Fórmula 1

Así fue la jornada aciaga de Fernando Alonso en Monza

Al español, que abandonó a falta de dos vueltas, se le detuvo el Lotus clásico antes de la carrera

04.09.2017 | 10:44

Fernando Alonso volvió a ser víctima del infortunio en el Gran Premio de Italia. El asturiano sumó su sexto abandono de la temporada, puesto que a falta de dos vueltas, cuando rodaba en décima posición, abandonó por un problema de cambios en el motor.

Era el epílogo a una carrera que se inició sin suerte para el español. En la presentación al público, el Lotus que llevaba al piloto por el circuito de Monza se detuvo. De nada sirvió que fuese empujado. Alonso se lo tomó con humor y subió al Renault de Palmer.








Posteriormente, cuando Alonso preguntó por radio a su equipo en que posición iba Palmer, con el que tuvo un rifirrafe en carrera, los técnicos de McLaren le respondieron que había abandonado. " Es el karma", les respondió con ironía el asturiano.



Alonso: "Toda la carrera la hicimos con problemas de cambio"


Alonso comentó, al ser preguntado de nuevo sobre su futuro que "McLaren quiere ganar" y que él "como miembro de este equipo", desea lo mismo.

"Toda la carrera la hicimos con problemas de cambio. En la vuelta cinco no cambiaba el coche, no podía bajar marchas, hacía algunas curvas en octava, en otras iba en cuarta... En la recta, al final, el problema ha ido a más, me han dicho de parar y pondremos un cambio nuevo en Singapur", explicó Fernando durante su comparecencia ante las televisiones, la única que suele tener los domingos.

"Cuando te retiras tienes esa posibilidad y acabar hubiera sido ser sancionado en Singapur", apuntó el doble campeón mundial asturiano, en referencia al siguiente Gran Premio, dentro de dos semanas.

Alonso también comentó su rifirrafe con el inglés Jolyon Palmer (Renault). "Con él no me pasó nada, llegamos a la 'chicane' parejos, frenamos tarde los dos, él se saltó la 'chicane' y siguió delante", dijo.

"En el reglamento está claro que hay que devolver la posición, pero esta vez la FIA estaría tomando una Heineken", indicó Fernando, sobre el inglés, que acabó recibiendo cinco segundos de sanción por esa acción, una penalización que le pareció insuficiente al español. "¿Cinco segundos? Bueno, es igual que si le hubieran puesto diez, o como si le ponen 9,9", opinó.

"Es que, además, lo que nos pasaba eran también problemas de temperatura y con Palmer cerca se agravaba todo. Pero más que nada es cuestión de que si coger la pelota con la mano es penalti, que sea penalti siempre", precisó el genio astur. "Pero vamos, los problemas eran ya de antes de todo lo de Palmer. Era un segundo y medio por vuelta lo que perdía durante toda la carrera", manifestó Alonso.

Preguntado acerca de su futuro, el español insistió en que él no pide nada en lo que respecta a un hipotético cambio de motores en su escudería.

"En general, yo creo que no se debería decir que yo busco nada en particular. Yo soy un piloto y puedo elegir más o menos donde quiera y en la categoría que quiera. Realmente es McLaren, el segundo equipo con mejores números en la historia de este deporte, el que quiere volver a ganar. Y yo como miembro de este equipo quiero ganar también", indicó Alonso este domingo en Monza.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine